Correr descalzo: ¿una moda peligrosa?

No nos referimos sólo a correr por la playa. Muchos runners abandonan directamente sus zapatillas y salen a trotar sobre el asfalto. En Nueva York la moda arrasa tanto que las marcas de deportes ya empiezan a rentabilizar los productos 5 fingers.

Correr descalza

No nos referimos sólo a correr por la playa. Muchos runners abandonan directamente sus zapatillas y salen a trotar sobre el asfalto. En Nueva York la moda arrasa tanto que las marcas de deporivas ya empiezan a rentabilizar los productos 5 fingers.

Son los barefoot, los amantes de correr descalzos o con zapatillas reducidas a la mínima expresión. Su libro de cabecera es el del periodista y runner McDougall Nacidos para correr. Aseguran que el hombre ha tardado más de 2 millones de años en perfeccionar su pisada, mientras que las zapatillas deportivas tan sólo tienen 40 años de historia. Los barefoot pretenden apoyar el tercio anterior del pie, la amortiguada de manera natural. Aseguran que evitan lesiones.

Sin embargo, correr descalzo no es tan sencillo. Para ello deberías tener una técnica perfecta. Si no, tus talones chocarán bruscamente contra el suelo: puedes provocarte sobrecargas musculares, tendinitis en el denominado talón de Aquiles, fascitis plantares, por no hablar de lo fácilmente que te puedes torcer un tobillo. Además, es necesario tener un peso y una talla adecuada, porque no se amortigua de igual modo.

La solución: el término medio

Las marcas deportivas también conocen todos estos estudios. De ahí el boom de zapatillas de running minimalista, por no hablar de los famosos 5 fingers: los calcetines en forma de guantes. Las suelas extrafinas prometen mejores resultados, mejoras en el movimiento y menos lesiones.

No te pierdas nuestro bazar y súmate a la fiebre del calzado ligero.

 

Etiquetas: correr, running, zapatillas

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS