Correr en la playa: disfruta sin lesiones

Dentro de las diferentes maneras de disfrutar de la playa en verano, está la forma de hacerlo de un runner. Correr en la playa es todo un placer para los apasionados del running.

correr playa

Dentro de las diferentes maneras de disfrutar de la playa en verano, está la forma de hacerlo de una runner. Correr en la playa es todo un placer para los apasionados del running.

 

Cambiar los entrenamientos en la calle por el ejercicio en la playa es algo que mucha gente está deseando hasta que llega el verano. Salir a correr por la playa es un ejercicio perfecto para estar en forma, desconectar, tonificar y mantenernos activos, sin embargo, correr sobre la arena requiere unos cuidados especiales.

 

Lo primero que debemos tener en cuenta es que correr en la arena cuesta más y supone un esfuerzo físico y energético mayor. Si corremos descalzos, el riesgo de lesiones y heridas es más alto y es recomendable correr distancias cortas y alternarlas con distancias más largas con calzado, sobre todo si no estamos acostumbrados a esta modalidad de running. Puedes saber más sobre los riesgos de correr descalzos en nuestro artículo: Inconvenientes del barefoot running”.

 

Otro factor que debemos tener en cuenta es que en la playa hay dos tipos de arena: la seca y la húmeda. Correr por la orilla sobre arena húmeda es lo mejor para empezar, ya que es más firme y dura y permite correr mejor. Podemos alternarla con unos minutos de carrera en arena seca, pero no debe ser mucho tiempo, ya que esta superficie provoca mucha tensión en el tendón de Aquiles y en las articulaciones.

 

¿Quieres saber más consejos para correr en la playa? No te pierdas nuestra galería 7 consejos para correr en la playa.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS