Cuida tus pisadas, evita la fascitis plantar

Qué es, cómo nos afecta y cómo podemos tratar la inflamación de la fascia plantar

Fascitis plantar

Quizás es la primera vez que oyes hablar sobre fascitis plantar, sin embargo, seguro que has escuchado en más de una ocasión que alguien tiene los pies planos, que se ha hecho daño en la planta del pie por llevar tacones o que tiene que empezar a usar plantillas.

¿Por qué?

Porque se inflama la fascia plantar, es decir, se incrementa la tensión en la planta del pie, como les pasa a las personas que tienen pie cavo, plano o pronado, unido al microtraumatismo repetitivo, que se produce con la práctica deportiva. Aunque también son factores determinantes la debilidad muscular, la obesidad o el uso de tacones.

 

Es importante tratar la fascitis plantar,porque, aunque pueda empezar como un simple dolor, esta zona del pie cumple funciones muy importantes: amortigua el peso corporal, absorbe el impacto contra el suelo y da flexibilidad al pie.

¿Cómo tratarla?

Lo primero es disminuir la inflamación: cesar la actividad física o cambiarla por deportes acuáticos, o dejar de usar el calzado que te está haciendo daño. También viene muy bien aplicar frío en la zona con técnicas de crioterapia, visitar al fisioterapeuta o tomar antiinflamatorios locales u orales.

 

Una vez que desaparece el dolor, es necesario ponerle remedio desde raíz: evitar volver a repetir las malas costumbres, usando un calzado adecuado, y corregir alteraciones estructurales con plantillas personalizadas.

 

Y, como siempre, la prevención es siempre el mejor tratamiento, por lo cual, analiza tus pisadas (haz una visita al traumatólogo) y, si no hay anomalías, usa un calzado cómodo y adaptado a ti, tanto en tu vida diaria como deportiva.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS