¡Cuidado con los tacones!

Los tacones son muy femeninos y favorecedores. ¡A las mujeres nos encantan! Sin embargo, llevar siempre zapatos de tacón tiene sus consecuencias.

¡Cuidado con los tacones!

Los tacones son muy femeninos y favorecedores. ¡A las mujeres nos encantan! Sin embargo, llevar siempre zapatos de tacón tiene sus consecuencias.

 

Las mujeres sufrimos hasta cuatro veces más problemas en los pies que los hombres y la causa es ese fetiche que tanto nos gusta: los tacones. Indudablemente un zapato de tacón es mucho más elegante y femenino que uno plano, pero hay que tener cuidado.

Tacones peligrosos

Cuanto más alto y estrecho es el zapato, más daño hace a nuestros pies. Los tacones nos pueden ocasionar juanetes, callos, rozaduras, dedos en martillo e incluso llegan a comprimir nervios.

 

Y la cosa no queda ahí, porque los stilettos también pueden ocasionarnos problemas de espalda y en las rodillas. El tacón desplaza el peso del cuerpo hacia delante, lo que aumenta la presión sobre los dedos y cambia los puntos naturales de apoyo.

 

Nos obliga a corregir la postura del cuerpo y todas las articulaciones desde el tobillo a las cervicales se ven afectadas. Nuestro pie no está preparado para caminar con esa inclinación y es importante que lo cuidemos como se merece. Pero claro, con lo bien que sientan los tacones… ¿Qué hago para proteger el pie?

 

No te pierdas nuestra galería “Consejos para que no te duelan los pies con tacones” y descubre cómo hacerlo.

Etiquetas: tacones, zapatos, zapatos de tacón

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS