Deporte y frío: todo lo que debes saber

Los días de frío invierno acechan y son muchas las personas que se refugian en las bajas temperaturas para evitar hacer ejercicio. Buen intento, pero no vale.

deporte y frio

Los días de frío invierno acechan y son muchas las personas que se refugian en las bajas temperaturas para evitar hacer ejercicio. Buen intento, pero no vale.

 

Es cierto que el frío puede afectar al rendimiento deportivo, ya que los músculos sufren contracciones involuntarias que pueden provocar calambres o contracturas musculares, por eso, es fundamental prestar especial atención y dedicación al calentamiento antes de hacer ejercicio para que el cuerpo y los músculos generen calor. Puedes ver más en nuestro artículoCalambres musculares en invierno: aprende a prevenirlos

 

El frío no debe suponer una barrera para hacer deporte, simplemente debemos cambiar algunos hábitos o adaptarlos a las bajas temperaturas: es fundamental vestirnos por capas, cuidando que la primera capa (la que está en contacto con la piel) no sea algodón, de lo contrario retendrá la humedad al sudar y estaremos mojadas durante toda la sesión de ejercicio. La última capa debe ser aislante y nos debe ofrecer facilidad para quitárnosla si pasamos calor.

 

Otro factor clave es la hidratación: como con el frío sudamos menos, tendemos a pensar que casi no perdemos agua y no es cierto, ya que el aire frío nos “roba” agua de nuestro aparato respiratorio, por eso, soltamos vaho al echar el aire. Es fundamental recuperar esa pérdida de líquidos con una correcta hidratación.

 

¿Quieres saber más sobre el frío y el deporte? No te pierdas nuestra galería:5 cosas que debes saber sobre hacer deporte con frío.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS