Deportes de invierno: consejos para practicarlos

Las condiciones climáticas cambian con la llegada del frío y nuestra manera de practicar deporte también debe hacerlo, sobre todo, si nos decantamos por deportes de invierno.

deportes invierno

Las condiciones climáticas cambian con la llegada del frío y nuestra manera de practicar deporte también debe hacerlo, sobre todo, si nos decantamos por deportes de invierno.

 

Lo más importante es tener claro que no se puede estar todo el año sin hacer nada de ejercicio y, de pronto, empezar a practicar deportes de invierno, ya que el riesgo de lesión es elevado. Los tobillos y las rodillas trabajan mucho en deportes como el esquí, el snow o las marchas en la nieve y, por tanto, debemos haber estado un tiempo antes trabajando estas zonas en el gimnasio o al aire libre. Además, debemos tener en cuenta que moverse en la nieve requiere resistencia y esta capacidad se logra con ejercicio regular.

 

Un error muy extendido al practicar este tipo de deportes que se desarrollan en la nieve o al aire libre en temperaturas muy bajas es descuidar la hidratación. El frío hace que sintamos menos sed, sin embargo, se pierden muchos líquidos y el cuerpo necesita recuperarlos, por eso beber agua antes, durante y después del ejercicio es básico. Los líquidos calientes como caldos o infusiones también son muy beneficiosos. Eso sí, eso de que las bebidas alcohólicas son buenas para combatir el frío no es cierto, ya que en un principio calientan rápido, pero después favorecen la deshidratación.

 

La ropa y el material también son imprescindibles para practicar deportes de invierno: deben ser impermeables, que permitan la transpiración y, en el caso de los que se practican en la nieve, es fundamental utilizar gafas para proteger la vista de los rayos solares, guantes y casco.

 

¿Quieres saber qué más debes tener en cuenta en los deportes de invierno? No te pierdas nuestra galería 5 claves para practicar deportes de invierno.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS