Deportes en el agua: aquarunning

Tan sencillo como correr en el agua, pero intenso. El aquaruning engancha a los amantes del running que buscan una manera refrescante de ponerse en forma.

aquarunning

Tan sencillo como correr en el agua, pero intenso. El aquarunning engancha a los amantes del running que buscan una manera refrescante de ponerse en forma.

 

Hay que tener en cuenta que el propio agua ya supone una resistencia que hace que este deporte sea una buena manera de trabajar la fuerza corporal y la potencia. Además, es un ejercicio perfecto para quemar calorías y la sensación de estar haciendo gran esfuerzo físico es menor que si salimos a correr.

 

Otro dato importante es que en el agua se reduce el impacto que sufren las rodillas y, en general, las articulaciones durante la carrera. Se suele practicar con zapatillas, pero también se puede hacer sin ellas. Se trabaja en dos profundidades diferentes de agua en función de los objetivos que se quieran conseguir: con el agua a la altura de la cintura se potencia la velocidad y con el agua a la altura de la zona abdominal y las axilas se trabaja la fuerza y la potencia.

 

El aquarunning es apto para cualquier persona que goce de un buen estado de salud, pero suele ser especialmente indicado para personas que se están recuperando de alguna lesión, para gente que quiere estar en forma y hacer piernas y, también, es muy recomendable para personas con sobrepeso, ya que es una manera eficaz de adelgazar.

 

¿Quieres saber más beneficios del aquarunning? No te pierdas nuestra galería: 5 beneficios del aquarunning.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS