Deportes en el agua: piragüismo

Adrenalina y verano suelen ir unidos para mucha gente, que busca en los deportes de agua descargar tensiones y disfrutar del entorno de manera saludable. El piragüismo es uno de los más populares.

piraguismo

Adrenalina y verano suelen ir unidos para mucha gente, que busca en los deportes de agua descargar tensiones y disfrutar del entorno de manera saludable. El piragüismo es uno de los más populares.

 

Entre los deportes acuáticos, los hay más tranquilos o menos intensos y los conocidos como deportes de aventura o extremos, entre los que se puede incluir el piragüismo. Una piragua (hay dos tipos de embarcaciones más frecuentes, el kayak, propulsado por una pala de dos hojas, y la canoa, propulsada por una pala de una sola hoja), un remo, un chaleco salvavidas, casco y ganas de practicar este deporte son los requisitos básicos para iniciarse en él. También suelen usarse guantes y prendas de neorpreno cuando el agua es muy fría.

 

Practicar piragüismo es un ejercicio perfecto para trabajar el tren superior: bíceps y tríceps realizan un trabajo indirecto, pero antebrazos y hombros también se implican en el movimiento y obtienen beneficios. Los pectorales también se contraen en cada remada y la zona dorsal trabaja cuando llevamos el remo hacia delante. ¿Quieres tonificar tus abdominales? Debes saber que al hacer piragüismo, esta zona también realiza un gran trabajo y se fortalece mucho. Además, es un ejercicio aeróbico que ayuda a quemar calorías.

 

El piragüismo se puede practicar en aguas tranquilas, en las que se entrena sobre todo la velocidad, o en ríos y cauces salvajes. Es muy importante, sobre todo para novatos, realizar esta actividad acompañados de más gente y con un experto. Es básico conocer el recorrido que se va a hacer, los posibles obstáculos, la predicción del tiempo, etc.

 

¿Quieres ver algunos consejos para hacer piragüismo? No te pierdas nuestra galería Consejos para hacer piragüismo.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS