Ducharse demasiado puede ser perjudicial

Pocas cosas hay como una buena ducha para relajarnos y recuperar energías. Ya sea con agua fría o agua caliente, ducharse es uno de esos pequeños placeres que, además de higiénico, es necesario.

ducharse

Pocas cosas hay como una buena ducha para relajarnos y recuperar energías. Ya sea con agua fría o agua caliente, ducharse es uno de esos pequeños placeres que, además de higiénico, es necesario. Sin embargo, los excesos, en este caso, tampoco son buenos.

 

Antes de que aquellos que sean poco amigos del agua se llenen de regocijo, tenemos que aclarar que nos referimos a darse más de una ducha diaria y utilizar jabón en cada uno de esos baños.

 

Llevar una higiene correcta es fundamental para evitar problemas de salud y enfermedades, pero llevarlo al extremo puede volverse en nuestra contra.

 

El agua demasiado caliente, utilizar jabón con un PH alto si nos damos más de una ducha al día o no eliminar la humedad correctamente cuando nos secamos, puede desencadenar en problemas en la piel como alergias, dermatitis e infecciones cutáneas.

 

Al hacer ejercicio diario o practicar algún deporte sudamos más y pasar por la ducha varias veces al día es muy habitual, por lo que llevar a cabo algunas precauciones es muy importante.

 

¿Quieres conocer algunos consejos para ducharte correctamente sin riesgos? No te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS