Sabemos cómo puedes sacarle todo el partido a tu gym ball para perder grasa

Estos son los ejercicios más efectivos para realizar con un gym ball. Entrenar de manera concentrada todas las partes del cuerpo.

Mr Lee para Unsplash

Ejercitar cuádriceps, abdominales, isquiotibiales, biceps… es necesario. Lo que no es obligatorio es hacerlo siempre del mismo modo. Si estás aburrida de los mismos ejercicios, ¿por qué no te animas con otros que incorporan la fit ball?

¿Que no sabes lo que es? Pues la pelota gigante (con un diámetro de entre 35 y 85 centímetros) que muchas veces encuentras tirada por el gimnasio, y que si empiezas a usarla, hará más divertida y llevadera la puesta a punto. Disciplinas como el yoga o el pilates la incorporan en sus tablas de ejercicios, ya que, además de proporcionarnos distintas posturas, este nuevo elemento desarrolla tu equilibrio y la conciencia corporal.

Otro de los beneficios del fitball es que puedes practicarlo en casa, sin necesidad de desplazarte al gym y en tan solo 20 minutos, por lo que es una opción ideal para personas muy ocupadas o si lo que deseas es reforzar tus entrenamientos con un extra de potencia.

Te contamos cómo entrenar con la fitball y te damos ideas para que las pongas en práctica. ¿Te lo vas a perder?

Los ejercicios de Marta Rosado

Hablamos con Marta Rosado, directora del centro de entrenamiento personal Personal by Marta Rosado, quién nos explica cómo podemos potenciar el uso de nuestra gym ball. Un accesorio fitness perfecto para tener en casa gracias a la versatilidad de usos y posibilidades que ofrece. 

Hay múltiples ejercicios para realizar, Marta Rosado nos explica ejercicios con gym ball, según la zona que quieras trabajar. Recuerda que los entrenamientos, aunque quieras perder más de una zona, deben ser globales para que el resultado sea un cuerpo compensado y equilibrado 

 
1. Hombro:

En bipedestacion (sobre tus pies), sujetamos el gym ball con nuestras manos estirando nuestros brazos al frente. Inhalamos en el sitio y elevamos la pelota hacia arriba exhalando. Nos paramos cogiendo aire y volvemos por el mismo recorrido expulsando aire de nuevo.

- 15 repeticiones acompañando el movimiento a la respiración.

@personalbymartarosado

 

 

@personalbymartarosado

2. Dorsal:

Pull over. Colocamos la pelota en el suelo y nos abalanzamos sobre ella colocando nuestras manos por delante apoyadas en el suelo y nuestro abdomen justo encima de la pelota. Inhalamos con nuestras piernas estiradas y rectas y empujamos nuestras manos contra el suelo separándolas de nuestras orejas, nuestro tronco rígido y empujamos hacia atrás, imaginamos que nuestros pies tocan el techo.

- Repetimos el recorrido 12 veces.

@personalbymartarosado

 

 

@personalbymartarosado

 

3. Pecho:

Colocamos nuestras manos en el suelo en posición de cuadrupedia y con los pies encima de la pelota. Hacemos una flexión con nuestros codos llevando el pecho al suelo y volvemos a la posición inicial 10 veces.

- Repetimos 10 veces. 

 

@personalbymartarosado
@personalbymartarosado

 

4. Abdomen:

Tumbados en el suelo boca arriba sujetamos con nuestras piernas la pelota y metemos nuestras manos bajo nuestros glúteos. La pelota toca el suelo y luego la lanzamos con las piernas rectas hacia el techo.

- Repetimos 25 veces.

5. Piernas:

En bipedestacion, ponemos la pelota detrás de nosotros, elevamos un pie por encima de ella y damos un pasito al frente. Inhalamos y vamos a flexionar la rodilla a la vez que nuestras dos manos tocan el suelo.

- Repetimos 12 con cada pierna.

6. Glúteos:

Nos tumbamos en el suelo boca arriba, subimos nuestros pies encima de la pelota y elevamos nuestras piernas también arriba levantando nuestra pelvis de el suelo. Abrimos nuestros brazos en cruz apoyados en el suelo y flexionamos rodillas, llevando las rodillas a nuestro pecho.

- Repetimos 50 veces.

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo