5 rutinas deportivas que son muy efectivas para recuperar la figura después del parto

Estos son los mejores ejercicios para mantener la actividad física de forma segura después de dar a luz.

Incluso siendo mujeres acostumbradas a realizar deporte de forma constante, durante el posparto es necesario contar con la aprobación del médico de cabecera antes de reiniciar cualquier rutina de acondicionamiento físico. Además de contar con su consejo, también es importante escuchar al propio cuerpo y darle su tiempo para realizar esta rehabilitación de forma adecuada, antes de retomar la actividad deportiva previa al embarazo.

Teniendo esto en cuenta - y antes de lanzarnos a averiguar si somos capaces de hacer una plancha de nuevo -, estos son los ejercicios que con más frecuencia se aconsejan realizar en las semanas que suceden al parto, si el objetivo es recuperar la figura y la forma física:

 

Yoga

Además de los ejercicios diarios enfocados a fortalecer el suelo pélvico y cuya práctica se recomienda con periodicidad diaria, el yoga es beneficioso en el posparto por diferentes motivos: fomenta la relajación del cuerpo, ayuda a fortalecer los músculos del core y previene el dolor de espalda. Además, el yoga es una práctica que permite concentrarse en uno mismo, mientras se fortalecen nuevamente áreas específicas del cuerpo.

ejercicios posparto yoga
Unsplash

Pilates

En línea con el anterior, los ejercicios de pilates son altamente efectivos en la etapa postnatal, ya que se dedican a fortalecer los músculos que se debilitan durante el embarazo. En comparación con otras rutinas de actividad física, el riesgo de lesiones se reduce de manera importante ya que se trata de ejercicios sin impacto.

 

Natación

Nadar es una alternativa deportiva altamente beneficiosa para el corazón y los pulmones, al tiempo que evita que las articulaciones reciban un alto impacto. Durante el posparto, la natación y el fitness acuático son rutinas suaves y efectivas que contribuyen en la recuperación del tono muscular.

 

Cardio suave

El ejercicio aeróbico ligero es una opción eficaz en aquellos casos en los que no se mantuviera una rutina deportiva constante anterior al embarazo, ya que ayuda a recuperar y mantener la forma sin ejercer un alto impacto en rodillas y tobillos. Un paseo rápido de media hora durante cuatro días a la semana, sesiones de zumba, clases de baile… son excelentes formas de quemar calorías y aumentar el ritmo cardiaco sin sufrir demasiado.

ejercicios posparto fuerza
Unsplash

Entrenamiento suave de fuerza

Un entrenamiento suave con mancuernas y con un ritmo controlado ayuda a tonificar los músculos y a fortalecer el core, y es muy recomendable siempre que se cuente con la aprobación del médico. Si se combina con sentadillas puede ayudar a recuperar el tono de forma integral e incluso a revertir la diástasis abdominal.

Continúa leyendo