Ejercicios rutinarios, ejercicios diarios

Las acciones que llevamos a cabo día a día nos pueden ayudar a estar en forma y potenciar el equilibrio

Ejercicios diarios

Aunque no practiquemos ningún deporte, ni vayamos al gimnasio, nuestro día a día está cargado de acciones que se repiten, como si fueran series de una tabla de ejercicios. Corremos escalera arriba, escalera abajo, para no perder el metro, nos vestimos, bebemos, cruzamos la calle…

 

Se trata de provechar estos pequeños gestos para que se conviertan en grandes beneficios.

 

Cuando subas o bajes la escalera pon en tensión los músculos de los glúteos, mira hacia el frente y no uses la barandilla. Es buenísimo para mantener la línea y reforzar glúteos y pantorrillas.

 

Ponte los calcetines de pie y aguanta el equilibrio con una sola pierna.

 

No te cortes en jugar con los niños. Estarás haciendo ejercicio, y nunca mejor dicho, disfrutando como una enana.

 

Lávate los dientes apoyada sobre una sola pierna.

 

En metro o en bus, no te agarres a la barandilla, aunque tenla cerca, por si las moscas.

 

Cuando llueva, salta de charco en charco, ¿a que nunca fue tan fácil hacer ejercicio?

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS