El cuerpo humano está diseñado para moverse

La actividad física no solo es fundamental para tener buena salud, si no que, además, el cuerpo humano está diseñado para moverse.

cuerpo moverse

La actividad física no solo es fundamental para tener buena salud, si no que, además, el cuerpo humano está diseñado para moverse.

 

Cuando se habla de combatir la obesidad, se suele hacer especial hincapié en la dieta, sin embargo, es necesario prestar más atención a la actividad física, ya que no hay alimentos malos ni buenos, si no un consumo abusivo o deficiente de los mismos. Además, lo más importante es encontrar el equilibrio entre la energía que se consume y la que se gasta y, en ese balance, el ejercicio es el determinante.

 

La alimentación debe ser variada, moderada y equilibrada para cubrir las exigencias del organismo. En la obesidad influyen múltiples factores de diferente naturaleza, desde el componente genético (hubo un momento en el que la tendencia a engordar era un mecanismo de defensa ante periodos de escasez y esos genes ahorradores son los más susceptibles a la obesidad), hasta malos hábitos adquiridos, pasando por la influencia del entorno.

 

El cuerpo humano está “diseñado” para moverse, sin embargo, es el entorno el que favorece cada vez más la vida sedentaria y, para combatirlo, debemos concebir el ejercicio como un hábito cotidiano, saludable y necesario. Puedes ver consejos para adaptar el ejercico a tu día a día en nuestro artículo: 5 ejercicios en el día a día

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS