El masaje deportivo: mucho más que relajación

Un masaje siempre es satisfactorio y relaja, pero no es lo mismo un masaje de relax que un masaje deportivo. Te hablamos de este último.

masaje deportivo

Un masaje siempre es satisfactorio y relaja, pero no es lo mismo un masaje relax que un masaje deportivo. Te hablamos de este último.

 

El masaje deportivo es más profundo, más intenso y combina diferentes técnicas de estiramientos, puntos de presión, etc. Ayuda a evitar roturas y microroturas de los músculos, pero, además, es muy efectivo para eliminar toxinas, realinear las fibras musculares, aliviar la fatiga muscular y las molestias que se producen en deportistas después de competiciones y entrenamientos duros.

 

El masaje deportivo ayuda a estimular la circulación, favoreciendo la recuperación de los músculos, pero, además, estimula la eliminación del ácido láctico, que se produce en los músculos después de una actividad intensa. El cuerpo necesita recuperarse después de un gran rendimiento físico y, además, es la mejor forma de estar preparados para la siguiente competición o entrenamiento sin sufrir una lesión.

 

Sin embargo, hay varios tipos de masajes deportivos según el momento en el que se aplican, ya que podemos someternos a un masaje deportivo antes de la competición para preparar el cuerpo y disminuir el riesgo de lesiones o un masaje deportivo post competición, para aliviar las tensiones, relajar las zonas más cargadas y castigadas, favorecer la eliminación de toxinas y evitar la aparición de pequeñas roturas de fibras.

 

Los deportistas también suelen someterse a masajes deportivos de mantenimiento entre las competiciones para evitar así lesiones y aliviar las cargas de los entrenamientos.

 

¿Quieres conocer los beneficios de los masajes deportivos? No te pierdas nuestra galería Beneficios de los masajes deportivos.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS