¿El músculo se convierte en grasa al dejar de entrenar?

Mitos sobre ejercicio hay muchos, pero unos están más extendidos que otros entre los asistentes a los gimnasios. Desmontamos el que asegura que el músculo se convierte en grasa cuando se abandona el entrenamiento.

musculo grasa

Mitos sobre ejercicio hay muchos, pero unos están más extendidos que otros entre los asistentes a los gimnasios. Desmontamos el que asegura que el músculo se convierte en grasa cuando se abandona el entrenamiento.

 

Lo primero que debemos tener en cuenta es que músculo y grasa son tejidos diferentes y, por lo tanto, el uno no se convierte en el otro. Es cierto que, al dejar de entrenar, notaremos cuando pase un tiempo que el músculo ha perdido firmeza, no está tan definido y se pierde algo de masa muscular, pero no es de un día para otro ni automáticamente los músculos “cuelgan”. De hecho, una persona que ha estado entrenando con mucha regularidad durante bastante tiempo, tarda unos meses en empezar a acumular grasa en zonas musculadas y será en cantidades reducidas.

 

El problema está en que una persona culturista o que hace mucho ejercicio lleva una alimentación más contundente y rica en hidratos y proteínas que una persona más sedentaria, o, al menos, debería ser así. El error más habitual es que esas personas se acostumbran a comer de ese modo y cuando dejan el ejercicio siguen con la misma dieta, por eso, ganan peso y acumulan grasa. Es decir, el fallo está en no adaptar la dieta cuando se deja el entrenamiento.

 

¿Quieres saber más mitos que rodean a la musculación? No te pierdas nuestra galería 5 mitos sobre musculación femenina.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS