El retrorunning: por qué correr hacia atrás

Los habrás visto desafiando a los demás corredores en el parque o en su proeza de correr para atrás en la cinta del gimnasio. Es el retrorunning (o reverse running), pero por qué lo hacen.

retro running

Los habrás visto desafiando a los demás corredores en el parque o en su proeza de correr para atrás en la cinta del gimnasio. Es el retrorunning (o reverse running), pero por qué lo hacen.

Todavía es minoritario, pero se empieza a expandir por todo el mundo. Incluso cada dos años se realizan los Mundiales de esta “disciplina”. Correr para atrás no es un movimiento muy natural y, obviamente, tiene muchos inconvenientes, pero sus defensores aseguran que así se lesionan menos las rodillas, trabajan los músculos antagónicos a los que se utilizan en la carrera normal, se mejora el equilibrio, se estimula el cerebro y, además, se queman más calorías. ¡El gasto energético es un 30% mayor! Según sus precursores, una sola vuelta de carrera hacia atrás es igual a seis vueltas de carrera convencional.

Se suele practicar en circuitos cerrados, sin obstáculos, pero –aun así- el trabajo mental es básico: tienes que ir concentrado y la autopercepción corporal es básica. Aseguran que tienes que ir más erguido, por lo que la espalda sufre menos y se fortalecen las abdominales. Sin embargo, hay mucha controversia al respecto. Hablamos con el quiropráctico Ata Pouramini, quien nos advierte que no deberíamos correr hacia atrás durante mucho tiempo “y, mucho menos, en una cinta en movimiento”.

Según nos describe, este deporte aumenta el riesgo de contracturas musculares y lesiones cervicales, puesto que limita nuestra visión e intuitivamente podemos realizar cualquier movimiento que nos obligue a girar antinaturalmente el cuello (por no hablar de las caídas).

Por eso, si quieres entrenar esos músculos antagónicos y cambiar la dirección de tu carrera, Ata Pouramini aconseja que corras de lado, como hacen los futbolistas antes de salir al campo. Nunca hacia atrás.

Etiquetas: adelgazar, correr, perder peso, running

Continúa leyendo...

COMENTARIOS