¿El Running no es lo tuyo? ¡Prueba el Power Walking!

Si correr no es lo tuyo porque no te gusta, tu médico te lo desaconseja, o simplemente te agota antes de empezar, puedes probar esta otra disciplina con menor impacto sobre tus articulaciones y con la que te mantendrás en plena forma.

¿El Running no es lo tuyo? ¡Prueba el Power Walking!

Si quieres preparar tu cuerpo de cara al verano para lucir una figura saludable en traje de baño, pero tu médico te desaconseja practicar el running o lo has intentado y has acabado tan agotada que has decidido que no es tu deporte, puedes optar por el Power Walking, una opción igual o más completa que correr, pero con menor impacto en tus articulaciones.

Se trata de una disciplina apta para todos los públicos, de todas las edades y en cualquier estado de forma física. Eso sí, requiere técnica y hay que conocerla antes de comenzar a practicarlo. Como en cualquier deporte, es conveniente calentar antes de comenzar, y estirar una vez hemos terminado el ejercicio.

El Power Walking no es solo andar, hay que mantener una postura correcta, con los hombros hacia atrás, las puntas de los pies hacia arriba, cabeza y pecho elevados y mirada al frente. Es conveniente, además, contraer ligeramente los gluteos y el abdomen y mantener los brazos activos y en movimiento a ambos lados del cuerpo. Lo recomendable es realizar sesiones de 45-60 minutos a una velocidad superior a la que llevaríamos en una caminata normal. Es fundamental no detener la marcha y el ejercicio resulta más beneficioso si se efectúan cambios de ritmo.

Entre los beneficios del Power Walking se encuentran, la tonificación de los músculos de la zona central e inferior, aumento de la masa muscular y fortalecimiento de las articulaciones, aumento de la capacidad cardiorrespiratoria y disminución de la tensión arterial reduciendo, por tanto, el riesgo de contraer enfermedades coronarias. Además, como la práctica de cualquier ejercicio, aumenta la producción de serotonina que contribuye a mejorar el estado de ánimo y reduce la depresión. Por último, el consumo de calorías con cada sesión es similar al consumo que realizan los runners en una carrera de 30 minutos, por lo que lo convierte en una disciplina ideal para reducir el peso.

Como comentábamos anteriormente, a diferencia del Running, con el Power Walking tendrás un menor impacto en tus articulaciones, ya que en ningún momento se tienen los dos pies en suspensión. No lo dudes, si quieres mantenerte en forma o bajar de peso, ¡este es tu deporte!

Etiquetas: adelgazar, bajar peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS