Elige tu gym… según la estructura de tu cuerpo

Se ha acabado el verano y muchas pensamos que también ha llegado el fin de la vida sedentaria. Pero, ¿sabes elegir el gimnasio que mejor te conviene?, ¿o el ejercicio que más se ajusta a tu constitución física?

elegir gimnasio

Se ha acabado el verano y muchas pensamos que también ha llegado el fin de la vida sedentaria. Pero, ¿sabes elegir el gimnasio que mejor te conviene?, ¿o el ejercicio que más se ajusta a tu constitución física?

Hoy en día existen multitud de gimnasios que nos venden sus mejores recetas para conseguir un cuerpo 10 y, sin embargo, todo depende de nosotras mismas, de nuestro cuerpo y nuestra energía. Por eso hemos decidido ponértelo fácil y adelantarte las claves básicas para elegir el gimnasio y la actividad física adecuada para que cubran todas tus necesidades. Para descubrir estas claves, contamos con Felipe Isidro, Responsable del Departamento de Actividad Física de PronoKal ®. 

Cómo elegir el gimnasio adecuado
A la hora de tomar la decisión de ir al gym, lo primero que has de tener en cuenta es elegir con cautela tu gimnasio. Las claves para que tu elección sea un éxito son:
1. Proximidad. Es muy importante que esté cerca de casa o de tu oficina, así la forma de llegar no será un problema y no te costará acudir.
2. Variedad de horarios. Si para ti los horarios son un problema, es fundamental que el gimnasio que elijas esté abierto desde primera hora hasta última hora de la tarde para que se ajuste a tu agenda.
3. Buenas instalaciones. Debe ofrecer un buen número de sesiones dirigidas para que puedas elegir las más adecuada para ti. Así mismo debe tener un mínimo de máquinas para ejercicios cardiovasculares (cintas, bicicletas, steps) y también máquinas de musculación.
4. Profesionales competentes. Son fundamentales buenos técnicos cualificados que te puedan preparar un entrenamiento individualizado.
5. Buen ambiente. Es muy común que en el gimnasio, además de actividad física, mantengas buenas relaciones sociales. De esta forma, ir al gimnasio será mucho más fácil para ti. Hay gimnasios que potencian su vertiente de "club social".

¿Qué actividad física me conviene más?
La constitución de los huesos y la distribución de las grasas es hereditaria en un porcentaje muy alto. Nunca podremos cambiar nuestra forma corporal, pero sí mejorarla. Por tanto, a la hora de empezar a hacer ejercicio es muy importante fijarse un objetivo realista dependiendo de nuestra estructura y no dejarnos guiar por opiniones no especializadas.
-Constitución delgada: Un cuerpo delgado, con poca masa muscular tiende a tonificar, pero no a ganar volumen. Si esta es tu constitución, tu metabolismo es muy acelerado y apenas acumulas grasas. Te resultará muy sencillo mantener una figura esbelta sin necesidad de muchos ejercicios o dietas. Sin embargo, algunas personas con esta constitución pretenden ganar formas y no perder peso. Sólo conseguirás resultados tras una gran regularidad e intensidad de entrenamiento muscular, con un mínimo de tres o cuatro días semanales. La clave para conseguir un cuerpo 10 con tu constitución es hacer menos ejercicio cardiovascular y entrenar en la sala de musculación y sesiones de tonificación dirigidas. Las gimnasias suaves tipo tai-chi, yoga o Pilates suave también te ayudarán a conseguir la siluetas que buscas y además te encantará.

-Constitución media: Gracias a un metabolismo muy regular, probablemente no debas seguir dietas estrictas para mantenerte en forma. Si realizas actividad física 2 o 3 veces a la semana, te resultará sencillo mantener la forma y una figura saludable. Tu entrenamiento ideal consistiría en alternar sesiones cardiovasculares con sesiones dirigidas de tonificación. Las máquinas no son estrictamente necesarias en tu caso.

-Constitución gruesa: Este tipo de constituciones son las que tienden al sobrepeso, ya que su ritmo metabólico es lento. Para mantener una buena figura deberás vigilar tu alimentación y, a la hora de hacer dietas, consultar con un médico especializado. La actividad física es muy importante en estos casos. Los ejercicios esenciales serían los cardiovasculares, como la bicicleta o la cinta. Compleméntalos con ejercicios diarios de tonificación y no olvides que, para mantenerte en forma, deberás tener constancia y una frecuencia de 3 a 4 sesiones semanales. En cuanto comiences a asistir al gym notarás sus beneficios y no te costará mucho esfuerzo.

Lo más importante es que estés decidida a ponerte en forma y a convertir el ejercicio físico en un hábito más en tu vida diaria. Además, eligiendo las clases adecuadas y sabiendo qué es lo que tu cuerpo necesita tu silueta soñada no tardará mucho tiempo en aparecer. ¡Dale a tu cuerpo una dosis de belleza y salud!

Etiquetas: adelgazar, gimnasio, gym, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS