En forma sin Gym: aprende a entrenar sin moverte de casa

¿Plena operación bikini y tú sin gimnasio? Tranquila, no es imprescindible y, sobre todo, no lo tomes como excusa para librarte de hacer ejercicio.

bruce mars para Unsplash

¿Plena operación bikini y tú sin gimnasio? Tranquila, no es imprescindible y, sobre todo, no lo tomes como excusa para librarte de hacer ejercicio. Estar en forma sin pisar el gym es posible y, además, sencillo.

Estés de vacaciones, en casa, en la playa, en el campo… cualquier sitio es bueno para comenzar a realizar tu entrenamiento, lo único que necesitas es fuerza de voluntad, sacar unos minutos al día y marcarte una rutina de ejercicios. Esta rutina es perfecta para reealizar desde casa y lo único que necesitas es tener una gym ball

En momentos de crisis, toca apretarse el cinturón e ir al gimnasio puede ser una opción a la que muchos deben renunciar, pero no es un impedimento para cuidar nuestra salud, mantener la línea y tonificar los músculos. SI tu problema es la falta de tiempo o la pereza para desplazarte al gym, puedes montarlo desde casa sin necesitar ni mucho espacio ni muchos aparatos. 

Muchas mujeres piensan que es necesario tener una bicicleta estática, una cinta de correr y otro tipo de máquinas del gym en casa para que nuestro ejercicio sea más eficaz, pero no es cierto. Existen muchos ejercicios que podemos hacer en cualquier parte y solo con la ayuda de nuestro cuerpo

 

Ejercicios con Gym Ball

Giphy

Sólo necesitarás 20 minutos al día dos o tres veces a la semana para poner en marcha lo que será un físico envidiable gracias a un entrenamiento de gran intensidad, ideal, sobre todo, para fortalecer el abdomen y acabar con la flacidez de las zonas del cuerpo más conflictivas, como el core, las piernas y los glúteos. Además de todo esto, trabajar con el fitball mejorará tu coordinación y quemará grasa de la zona media.

Fíjate en los movimientos de la campeona Serena Williams y haz lo mismo para trabajar tu core (zona central del cuerpo que engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda), tu equilibrio postural, fortalecer tu lumbar y evitar lesiones de espalda.

Giphy

Aquí tienes otra sugerencia de ejercicio. Para realizarlo, el apoyo de manos y antebrazos se debe situar justo sobre la parte superior del fitball, de modo que te permita deslizar los antebrazos sobre la superficie del balón.

Intenta no arquear la espalda y ten en cuenta que cuanta más repeticiones hagas durante más tiempo (siempre y cuando no pierdas la postura), más aumentará la intensidad.

i-Stock

Las extensiones de espalda sobre un fitball son una buena forma de aliviar el dolor lumbar. Así, que aprovecha y ponlas en práctica.

Para fortalecer esta zona y despejar tensiones, colócate boca abajo sobre el balón, de forma que nos quede a la altura del estómago, y con las piernas estiradas apoyate con las puntas de los pies en el suelo. Si buscas mayor estabilidad los puedes apoyar en la zona baja de una pared. Una vez colocada de manera estable pon las manos sobre la nuca y realiza un arqueamiento de la espalda mediante un esfuerzo lumbar e intenta mirar al techo.

Procura mantener esta posición durante unos segundos y vuelve a la inicial. Si cuando hayas terminado de realizar el ejercicio te dejas caer completamente sobre el balón, se producirá un estiramiento de la zona lumbar que te reportará múltiples beneficios.

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO