Entrenar en la cinta de correr: varía la intensidad

La cinta de correr es una de las máquinas del gym más populares y nos ofrece muchos beneficios, además de poder correr en el interior, cosa que se agradece en invierno.

cinta

La cinta de correr es una de las máquinas del gym más populares y nos ofrece muchos beneficios, además de poder correr en el interior, cosa que se agradece en invierno. Sin embargo, si quieres optimizar tu entrenamiento en la cinta de correr, la clave está en modificar la intensidad.

 

Subirse en la cinta de correr y aguantar durante 30 ó 40 minutos es el uso más extendido de esta máquina del gym, sin embargo, podemos sacar más partido de ella si hacemos diferentes entrenamientos.

Diferente intensidad

Un entrenamiento muy eficaz es variar la intensidad, es decir, podemos correr durante 5 minutos a una velocidad media, después pasamos a correr más rápido durante otros 5 minutos y volvemos de nuevo otros 5 minutos a una intensidad más baja. Aumentamos durante otros 4 ó 5 minutos para finalizar bajando la intensidad hasta acabar casi andando. Entrenar en la cinta durante 20 minutos o 30. Si 5 minutos te resulta demasiado tiempo a intensidad más alta, haz los intervalos de menos tiempo.

Con pendiente

No cuesta lo mismo correr por una superficie plana que cuesta arriba, ¿verdad? Por eso, es muy eficaz empezar el entrenamiento en la cinta de correr sin pendiente, pero pasar después a seleccionar una inclinación de la cinta de unos 5 grados y correr otros minutos con pendiente. Puedes alternar intervalos con pendiente y sin ella. 20 ó 30 minutos de entrenamiento es tiempo suficiente para trabajar la resistencia y la musculatura inferior.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS