¿Eres pronador o supinador?

Una campaña publicitaria ha puesto de moda estos días estas dos palabras, muy conocidas entre los runners. Y tú, ¿de quién eres?

¿Eres pronador o supinador?

Una campaña publicitaria de una conocida marca de deportes ha puesto de moda estos días estas dos palabras, muy conocidas entre los runners. Y tú, ¿de quién eres?

Los que empiezan en esto del running o se lo están planteando de cara a la operación bikini que se avecina, seguramente habrán oído estas dos palabras mágicas en la televisión y se preguntarán qué quieren decir realmente.

Pronador o supinador... Estos dos términos hacen referencia al tipo de pisada de cada uno, es decir al movimiento que hace el pie cuando camina. Es una información muy importante a la hora de elegir las zapatillas de correr ya que podría evitarnos una lesión.

Las pisadas…

Los pronadores caminan girando el pie hacia dentro. Es el tipo más común de corredores y, cuando lo eres, debes elegir una zapatilla con un refuerzo interior para que el desgaste sea menor.

Generalmente los pronadores más extremos suelen juntar las rodillas e, incluso, tienen pies planos. Las lesiones más frecuentes de este tipo de personas son las torceduras de pie y las lesiones en la espinilla o en la rodilla.

Los supinadores son el caso contrario a los pronadores. Al caminar apoyan el peso del cuerpo en la parte exterior del pie y, por eso, sus zapatillas tienen que tener más amortiguación y estabilidad en la parte frontal. Una supinación excesiva puede ocasionar problemas de rodilla y tobillo.

Además de estas dos pisadas, está la neutra. En este caso la corredora pisa correctamente, su apoyo es completamente equilibrado. Tiene que elegir una zapatilla con una buena amortiguación.

 

 

Etiquetas: correr, running, zapatillas

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS