Esta es la razón por la que no deberías salir a correr con tu móvil

¿Llevas el móvil en la mano cuando sales a hacer ejercicio? Podría ser perjudicial…

Pexels

Desde que los móviles inteligentes llegaran a nuestra vida, se han convertido en casi una extensión más de nuestro propio cuerpo: y es que ya no concebimos salir de casa sin él en la mano. Este hábito de tener que llevar el móvil encima siempre también se da en ocasiones en las que, a priori, no haría falta; por ejemplo, al ir al gimnasio o al salir a correr.

Y es que es casi imposible ver a un runner sin el móvil en la mano… Al fin y al cabo es un acompañante de rutina perfecto: te permite escuchar música mientras corres, te muestra un mapa para saber por dónde vas, calcula las calorías que has quemado… Pero los expertos avisan: sostener el móvil en la mano mientras corremos podría ser bastante perjudicial para el cuerpo a largo plazo. ¿Por qué?

Pexels

El hábito de llevar un peso en el brazo mientras corremos podría crear pequeños desajustes en el equilibrio del cuerpo mientras está en movimiento, sobre todo en las caderas, en las piernas y en los hombros. Lo mismo ocurre con cualquier otro objeto que lleves encima al ejercitar tu cuerpo, como una botella de agua. “Cuando sostienes algo en las manos, hay efectos sutiles en los pasos que damos. Esto se traduce en desequilibrios musculares, posteriores dolores y mayor riesgo de lesión. También afecta a la distribución del peso en todo el cuerpo y te convierte, en general, en un corredor menos eficiente”, asegura Alexa Duckworth-Briggs, una de las entrenadoras del equipo profesional de atletas de Reino Unido.

Además, el hecho de que cada vez los móviles que llevamos son más grandes y pesan más aumenta el riesgo de sufrir alguna lesión. Mientras corremos, también estamos acostumbrados a llevar el móvil siempre en la misma mano, por lo que terminamos ejercitando un brazo mucho más que el otro. “Al hacer un brazo más pesado, volvemos a desajustar el cuerpo. Y este tratará de volver a equilibrarse haciendo trabajar a otros músculos más que a otros, para compensar”, confirma Alexa. Es por esto por lo que los expertos aseguran que es muy probable que los dolores y problemas musculares aparezcan en el lado opuesto al brazo con el que sujetas el móvil, y por lo que las bandas de goma para guardar los smartphones en el brazo son igual de poco aconsejables.

 

Pexels

Los profesionales aseguran que en el caso de que sea totalmente necesario llevar el móvil al correr, lo más recomendable es llevar el peso en el centro y en la parte delantera del cuerpo, donde menos desajustes puede crear. Para ello, los expertos recomiendan llevar el móvil en una riñonera o en una bolsa o cinturón atado a la cintura o a la cadera. Eso también reducirá bastantes las probabilidades de que lo pierdas o de que se te caiga y se rompa.

Y tú, ¿sales a correr con el móvil o lo dejas en casa? A lo mejor después de leer esto cambias de opinión..

 

Continúa leyendo