¿Estrés laboral? Las razones por las que deberías hacer un entrenamiento de alta intensidad (que te ayudará a combatirlo)

Si necesitas liberar estrés y sentirte mejor después del trabajo, estos beneficios del conocido como HIIT te convencerán para empezar a practicarlo.

deporte estrés
iStock

A menudo, las personas se ven envueltas en situaciones en el trabajo que les provocan malestar y problemas de salud derivados del estrés. La presión por cumplir objetivos, las largas jornadas de trabajo y la falta de descanso, se unen al contexto actual, marcado por la incertidumbre. ¿Cómo combatir el llamado estrés laboral? Además de cuidar la alimentación o practicar ejercicios relajantes como el yoga o pilates, son muchos los expertos que cada vez aconsejan más la práctica de entrenamientos de alta intensidad (los conocido como HIIT) para ayudar a liberar estrés.

El HIIT “High Intensity Interval Trainging" en inglés) es un tipo de entrenamiento deportivo que se basa sesiones de intervalos cortos y muy intensos (de un par de minutos) que alternan esfuerzo y recuperación. Seguro que has oído hablar de él, pero ¿conoces todos sus beneficios? Estas son las razones por las que esta actividad te liberará del estrés laboral:

Mejora tu salud cardiovascular: Realizar entrenamientos de alta intensidad es un buen aliado para mantener la salud cardiovascular, pues aumenta la cantidad de sangre que el corazón expulsa en cada latido y aumenta la circulación en todos los músculos, un factor muy importante a la hora de mantener la calma en momentos de estrés derivados de situaciones de mucha presión.

Aumenta la resistencia física y mental: Además de prepararte físicamente para hacer frente al desgaste físico del día a día, los entrenamientos de alta intensidad requieren un compromiso y actitud focalizada en unos resultados concretos, lo que aumenta la resistencia psicológica y tolerancia a la frustración que en ocasiones impide avanzar y generan estrés.

deporte
iStock

Contribuye a un adecuado descanso y evita el insomnio: Cuando se realiza ejercicio físico, el cuerpo se activa y se carga de energía para afrontar el día. Esto provoca que, al llegar la noche, el organismo se relaje y así pueda descansar y recuperarse por completo, tanto física como psicológicamente, un factor imprescindible para comenzar la jornada laboral cargado de energía para hacer frente a las adversidades. Al mismo tiempo que evitar los procesos de insomnio generados por la presión laboral.

Libera endorfinas: Uno de los efectos del ejercicio físico y en concreto los entrenamientos de alta intensidad es la producción de endorfinas, la llamada “hormona de la felicidad”, ya que son las responsables de que el estado de ánimo mejore y se empiece el día con positivismo y fuerza.

Favorece la unión mente-cuerpo: Los niveles de estrés son más bajos después de una sesión de entrenamiento, ya que el HIIT requiere gran concentración para controlar la respiración y sentir pleno dominio del cuerpo, un factor que ayuda a despejar la mente y relajar el cuerpo, necesario para evadir las preocupaciones diarias y afrontar la rutina.

Continúa leyendo