Evita el codo de tenista

Una lesión muy común entre los que empiezan a jugar al tenis y que tiene que ver con la técnica

Evita el codo de tenista

Jugar al tenis trae consigo muchísimos beneficios, pero, si no se hace de forma adecuada, puede llevar a sufrir lesiones como la epicondilitis, más conocida como codo de tenista.

 

Como su propio nombre indica, esta lesión se localiza en el codo, para ser más exactos, afecta a los músculos y tendones en la cara lateral externa del codo, y tiene que ver con un esfuerzo excesivo o repetitivo sobre los tendones extensores del antebrazo, en particular los del músculo extensor corto del carpo.

 

En términos de tenis, el codo de tenista es el resultado de un revés con mala técnica (golpear la bola a contragolpe, cargando la energía sólo en el antebrazo, en vez de en todo el brazo desde el hombro), o de un potente saque con la palma hacia abajo y flexión rápida de la muñeca, cargando todo el esfuerzo en los tendones extensores del antebrazo.

 

Así que, lo primero que hay que hacer para evitar la lesión es trabajar la técnica, ponerte en manos de un profesional para que te ayude a corregir posturas y movimientos inadecuados. Si ya es tarde y sufres sus consecuencias, necesitas tratamiento. En la mayoría de los casos se evita el paso por el quirófano, y los últimos estudios van encaminados hacia ejercicios que ayudan a recuperarse.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS