Evita la sobrecarga muscular

Es el origen de muchas lesiones, pero con una práctica adecuada y personalizada se puede evitar

Sobrecarga muscular

La sobrecarga muscular es el comienzo de una lesión, por lo que hay que tener cuidado a la hora de entrenar, y seguir una rutina lo más personalizada posible. Se trata de hacer ejercicios adecuados a nuestro cuerpo y de la forma que más nos conviene para que nuestros músculos no se resientan.

 

Hay varios tipos de lesiones relacionadas con la sobrecarga muscular: la tendinitis, el codo de tenista (epicondicondilitis externa), la fascitis… Y, aunque es difícil determinar cuál es el origen de cada una de estas lesiones, seguir una serie de pautas, te vendrá bien para evitarlas:

-Un buen calentamiento ya que la sangre debe circular de forma progresiva, calentarse poco a poco, y si no hacemos estiramientos, una carrera suave... se produce un calentamiento rápido, que deriva en una lesión.

-Evitar esfuerzos excesivos: no podemos pedirle a nuestro cuerpo más de lo que da, como el calentamiento, el entrenamiento es siempre progresivo, día a día, no se pueden forzar nuestros músculos.

-Evitar movimientos equívocos. Para ello, hay que consultar a profesionales que nos de las pautas para realizar de una forma adecuada los ejercicios.

-Un equipo lo más cómodo posible (ropa, zapatillas, mancuernas… ) que nos faciliten la tarea.

-Un terreno adecuado al ejercicio que llevamos a cabo.

Etiquetas: entrenamiento

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS