Flato al correr... ¿Por qué?

¿Quién no ha tenido flato durante una sesión de ejercicio? Este dolor, que todo el mundo ha sufrido en algún momento, tiene solución…

Flato al correr

¿Quién no ha tenido flato durante una sesión de ejercicio? Este dolor, que todo el mundo ha sufrido en algún momento, tiene solución…

Conocido coloquialmente como flato, se trata de un dolor punzante y agudo en la zona abdominal, especialmente en los laterales, que surge cuando hacemos deporte. Pero las preguntas son: ¿por qué tengo flato? ¿Cómo evitarlo?

Generalmente se asocia a los deportes que implican carrera. Un estudio reciente ha clasificado las prácticas deportivas que más flato producen y pone a la cabeza a la natación, seguida por la carrera, la equitación, los ejercicios aeróbicos, el baloncesto y el ciclismo.

Hay varias razones…

Está muy extendido el falso mito que relaciona el flato con la existencia de gases – y de ahí el nombre común de flato o flatulencia- pero no tiene nada que ver. Existen varias explicaciones que justifican la aparición de este dolor:

Algunos expertos lo atribuyen a la rigidez excesiva e hipertonía que tienen algunos deportistas en los músculos que estabilizan la columna vertebral. Esto ocasiona un dolor agudo bajo el diafragma.

Otros, sin embargo, consideran que el flato aparece porque no llega suficiente sangre ni oxígeno al diafragma, lo que ocasiona fatiga muscular.

¡Tengo flato!

Este intenso dolor muscular se puede suavizar si paramos de hacer ejercicio, flexionamos el tronco hacia adelante y comprimimos con los dedos la zona abdominal.

 

Estos movimientos, que muchos hacemos espontáneamente cuando aparece el flato, alivian el espasmo y facilitan el aporte de sangre a los músculos del abdomen.

 

En pocos minutos estaremos listas para continuar. Ahora bien, si tenemos un dolor muy fuerte y no se pasa en poco tiempo, lo mejor es dejar el entrenamiento para otro día.

 

Etiquetas: correr

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS