Gimnasios femeninos: ¿discriminación a la inversa?

Desde que los gimnasios solo para mujeres se pusieron de moda han sido muchos los argumentos, tanto a favor como en contra, que han alimentado la polémica.

gimnasios solo mujeres

Desde que los gimnasios solo para mujeres se pusieron de moda han sido muchos los argumentos, tanto a favor como en contra, que han alimentado la polémica sobre la necesidad y la “moralidad” de estos gimnasios.

 

Intimidad, mayor libertad, menos complejos y vergüenzas… las mujeres que se muestran partidarias de los gimnasios solo para chicas aseguran que entrenar en un gimnasio que no es mixto da mucha más seguridad, no te sientes observada y, para muchas, crea menos complejos que entrenar con hombres y mostrar la figura y la forma física delante de ellos.

 

Otro de los argumentos más extendidos para defender los gimnasios femeninos es que se atienden mejor las características especiales y las necesidades del género femenino. Las máquinas están más pensadas para la anatomía femenina, disponen de más colchonetas, balones y material para actividades físicas con las que perder peso, más que para conseguir una musculatura definida.

 

Sin embargo, otras mujeres lo consideran sexista y discriminatorio, ya que piensan que excluír de un centro a alguien solo por cuestión de sexo es inaceptable. Además, muchas mujeres lo encuentran absurdo, ya que entrenar de forma conjunta puede mejorar la motivación, permite aprender unos de otros y fomenta la capacidad de relacionarse con el sexo contrario.

 

Son bastantes los hombres que han puesto el grito en el cielo y acusan a estos centros de hacer discriminaciones. No obstante, queremos lanzar una pregunta a modo de debate: ¿qué pasaría si fuera al revés? ¿Cómo reaccionaríamos las mujeres ante un gimnasio solo para hombres en el que las mujeres no puedan ejercitarse? Cuéntanoslo en el tema del foro “¿Son discriminatorios los gimnasios solo para mujeres?”.

Etiquetas: gym

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS