Hacer yoga en la playa, así se practica sobre la arena

La práctica del yoga cada vez se extiende más entre las mujeres. Permitirnos algunas horas de relax para encontrar la paz con nosotras mismas es muy importante

yoga playa
patrick-malleret--unsplash

La práctica del yoga cada vez se extiende más entre las mujeres. Permitirnos algunas horas de relax para encontrar la paz con nosotras mismas es muy importante y, si además, podemos poner nuestro cuerpo en forma, estaremos ganando por partida doble.

El yoga es fenomenal para aquellas personas que buscan la paz de su mente y su cuerpo. No necesitas tener todas las tardes libres, un par de días a la semana es más que suficiente. Si ya eres una experta en hacer yoga, entonces solo necesitas encontrar tus momentos esos que nos cuenta tanto encontrar y dedicarnos.

Con la llegada del verano, el estrés puede, incluso, aumentar: preparamos las vacaciones, ahorramos para un viaje ideal, conciliar entretenimiento y familia... es decir, un sinfín de preocupaciones que pueden arruinar tu descanso. El yoga puede ser tu aliado hasta en tu destino vacacional.

¿Cómo practicar yoga en la playa?

Desde @nimuhood, centro de experiencias de yoga, nos explican, en palabras de sus fundadoras Paula (@pennydean) y Mariana (@marianamoreno.nana), cómo realizar una práctica frente al mar: "En la arena tal cual, lo único que diríamos es que se tenga cuidado con las muñecas, que se caliente antes bastante y ya esta por lo demás que fluya. Lo fundamental es guiarnos más por el que nos gusta y no tanto por el que debo hacer". 

¿Cómo nos puede ayudar el yoga en vacaciones?

"Las vacaciones son siempre una oportunidad de descanso y parón y por ello reflexión. Practicar Yoga durante esos días te va a acompañar en ese camino, aumentar tu consciencia y poder disfrutar más del momento y analizar tu día a día que a veces vuela.

¡Además no necesitas nada más que tu cuerpo! Pocos deportes implican tan poco atuendo y complementos". 

Tanto si practicas habitualmente como si quieres aprovechar estos días de descanso para iniciarte te ayudamos. Para ello te hemos preparado una selección de asanas de yoga que podrás practicar paso a paso en la playa, en el campo o en un rato de tranquilidad casera. Dependiendo de tus necesidades, puedes hacer más hincapié en unas o en otras, en función del grado de conocimiento que tengamos, ya que algunas son verdaderamente complicadas.

 

Las asanas sentadas aportan elasticidad a las caderas, rodillas, tobillos y músculos inguinales. Eliminan la tensión y dureza en el diafragma y la garganta, suavizando y facilitando la respiración. En cambio, las posturas de pie fortalecen los músculos y las articulaciones de las piernas, incrementando la flexibilidad y la fuerza de la columna.

Los beneficios del yoga son muchos y se notan al practicarlo de forma constante: aumenta la fuerza y la movilidad de la espalda, caderas, las rodillas, el cuello y los hombros. Son posturas vigorizantes que renuevan el cuerpo y la mente eliminando tensiones y achaques.

Te recomendamos que tengas cuidado, ya que algunas posturas de yoga son complicadas. Es importante que, ante cualquier molestia o dolor, consultes a tu profesor habitual.

 

¿Quieres ver qué ejercicios de yoga puedes practicar en la playa? No te pierdas nuestra galería.

Continúa leyendo