Im2Calories: el algoritmo de Google para contar calorías

Tras detectar la fiebre Foodie, usuarios que cuelgan fotos de sus comidas en Instagram, Google trabaja en un algoritmo capaz de detectar solo con una imagen las calorías de un plato. Te contamos cómo funciona Im2Calories.

instagram dieta

Tras detectar la fiebre Foodie, usuarios que cuelgan fotos de sus comidas en Instagram, Google trabaja en un algoritmo capaz de detectar solo con una imagen las calorías de un plato. Te contamos cómo funciona Im2Calories.

El investigador de Google Kevin Murphy es el padre del Im2Calories, un algoritmo capaz de calcular las calorías que posee cualquier plato o grupo de alimentos a partir de una fotografía. Para ello es capaz de estimar el tamaño de los productos comparándolos con el plato en el que se encuentran e incluso detectar los condimentos. Además, no precisa fotos en alta resolución: con una foto de Instagram valdría.

Es sólo el comienzo, ya que se trata de un algoritmo deep learning (aprendizaje automático), con lo que sus cálculos irán mejorando con el tiempo conforme a las propias correcciones del usuario. Según su creador, "si sólo funciona bien el 30% del tiempo, es suficiente para que la gente comience a usarlo, recopilar datos y conseguiremos que mejore con el tiempo".

Cómo Instagram cambió nuestra dieta

En el diario británico The Guardian se abrió un debate sobre si fotografiar nuestros platos podría ser considerado de mala educación. De hecho en muchos restaurantes ya prohiben esta práctica.

Ya se habla de "food porn": fotografías de comida de alto contenido calórico. Sin embargo, los publicistas advierten que estas fotos no suelen ser reales: retoques fotográficos, encuadres estudiados e incluso se llega a "pintar" la comida con esmaltes para que brille más.

En la actualidad, un tercio de las fotos que se cuelgan en Instagram están relacionadas con comida. También modelos y famosos coquetean con la comida en sus redes sociales. Por eso ha surgido un movimiento denominado You did not eat that (No te comiste eso), donde se denuncian las fotos de poses forzadas de celebs con comida hipercalórica que todos sabemos que no consumen. Además, según sus seguidores, esas imágenes podrían incentivar diversos problemas alimentarios.

 

Un estudio de la Universidad de Brigham Young ha detectado que, cuantas más fotos veas de un plato, desaparecerán tus ganas de comerlo. Es una especie de "saciedad imaginaria" que ya ha sido denominado la dieta de Instagram: "en cierto modo, te estás cansado de ese sabor sin siquiera haberlo probado. Es ‘aburrimiento sensorial’. No se desea volver a experimentar ese sabor otra vez", ha indicado el coautor del estudio y profesor de la Universidad Brigham Young, Ryan Elder.

Etiquetas: calorías

Continúa leyendo...

COMENTARIOS