Ir a andar: camina o enferma

Si nos paramos a pensar en la estrecha relación que tenemos con las sillas, nos daremos cuentas de que el sedentarismo es algo extendido en nuestra sociedad.

andar

Si nos paramos a pensar en la estrecha relación que tenemos con las sillas, nos daremos cuentas de que el sedentarismo es algo extendido, a veces por gusto, otras por fuerza, en nuestra sociedad.

 

Trabajar muchas horas sentados, tener que llevar trabajo a casa y sentarnos frente al ordenador, relajarnos de un duro día sentados en el sofá, ir sentados en el metro o el autobús, desplazarnos en coche… en muestro día a día hay algo bastante frecuente y común en la mayoría de gente: el hecho de estar sentados.

 

Según publicó la revista 'American Journal of Epidemiology', los adultos estadounidenses pasan, aproximadamente, unas 7,7 horas al día sentados. Los datos del resto de sociedades avanzadas no distan mucho de los americanos. Que hacer ejercicio es básico para la salud y para mejorar las condiciones de vida es algo obvio y, que ir a andar puede alargar la vida, según recientes estudios, también.

 

En concreto, si pasáramos menos de tres horas al día sentados podríamos aumentar nuestra esperanza de vida dos años. Y si, además, redujéramos nuestro consumo de televisión a menos de dos horas diarias, ganaríamos 1,38 de vida.

 

Andar es una de las soluciones más prácticas y fáciles de llevar a cabo para evitar el sedentarismo, ya que no es necesario destinar una parte concreta de nuestro tiempo para ello, como supone, por ejemplo, ir al gimnasio. Es cuestión de hábitos: cambia el coche por el transporte público, ve caminando a los destinos que puedas ir a pie y deja la “pereza” en casa, cambia la serie de por la tarde por un buen paseo…a la larga lo agradecerás.

 

Son muchos y muy variados los beneficios de andar. ¿Quieres conocerlos? No te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS