La mujer y la importancia de las revisiones ginecológicas

La salud está por encima de todo. Acudir al ginecólogo es un seguro para la mujer que no debe dejar de lado. Las revisiones ginecológicas son de vital importancia.

ginecólogo

La salud está por encima de todo. Acudir al ginecólogo es un seguro para la mujer que no debe dejar de lado. Las revisiones ginecológicas son de vital importancia.

 

Hay muchas mujeres que retrasan su visita al ginecólogo porque les parece pasar un mal trago que tratan de evitar, sin embargo, ese pequeño “mal rato” puede evitarnos problemas de salud graves.

 

Se suele recomendar que la primera visita al ginecólogo sea cuando se empieza a tener una vida sexual activa, sin embargo, no es una regla impresicindible: no es necesario haber empezado a mantener relaciones sexuales ni haber dejado de tenerlas para someterse al reconocimiento.

¿Cada cuánto ir?

No hay un tiempo fijo estimado para la frecuencia con la que las mujeres deben ir al ginecólogo, depende de cada mujer, del estilo de vida, de los antecedentes médicos, etc. Sin embargo, lo más aconsejable es someterse a revisiones una vez al año.

 

No obstante, no debes esperar a tu revisión anual si notas cualquier anomalía o señal que te alarme: acude cuanto antes. Acudir al ginecólogo es vital para detectar enfermedades como el cáncer de cuello de útero o el cáncer de mama.

 

En la revisión ginecológica los procedimientos habituales son un examen abdominal, palpación de las mamas para descartar cualquier anomalía y una citología.

 

Las revisiones son indispensables para gozar de un buen estado de salud. Vence tus pudores y piensa que un simple rato incómodo puede evitarte muchos quebraderos de cabeza.

 

¿Quieres ver algunos consejos para cuidar tu salud sexual? No te pierdas nuestra galería: Consejos básicos para la salud de la mujer.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS