La vida de una medallista olímpica

11 de las 17 medallas que obtuvo España en los juegos olímpicos de Londres las ganaron chicas. Tres de estas protagonistas nos cuentan cómo es su vida.

La vida de una medallista olímpica

11 de las 17 medallas que obtuvo España en los juegos olímpicos de Londres las ganaron chicas. Tres de estas protagonistas nos cuentan cómo es la vida de una deportista de élite.

Muchas de estas medallistas son chicas normales, que compaginan el deporte con su trabajo o sus estudios y tienen claro que vivir de ello es muy difícil. Aunque las mujeres deportistas han recorrido mucho camino, todavía queda mucho por hacer.

Con motivo de la presentación del documental “Informe Robinson: Las chicas de Londres”, en Canal+, pudimos entrevistar a Tamara Echengoyen, Ángela Pumariega y Sofía Toro, las tres medallistas del equipo de vela.

¿Se puede vivir del deporte?

Tamara Echegoyen (T.E.): se puede vivir el día a día, pero a largo plazo es muy difícil. Es muy necesario buscar una salida laboral para poder asentarte de cara al futuro.

Ángela Pumariega (A.P.): es básico tener un plan ‘B’, y más en una especialidad como la vela.

Además de la vela, ¿tenéis otros trabajos?

Sofía Toro (S.T.): yo estudio INEF, que es mi objetivo de cara al futuro.

A.P.: yo terminé la carrera de económicas, y he empezado a estudiar ADE. Actualmente trabajo en la empresa de mi padre.

T.E.: estoy licenciada en INEF, pero de momento me he dedicado 100% a la vela. Ahora me centraré más en buscar algo para ganarme la vida.

¿Es difícil ser mujer y deportista hoy en día?

T.E.: no, ahora el deporte femenino está en buena situación, y hay muchos proyectos interesantes que buscan caras femeninas para darse a conocer. No tiene nada que ver con hace unos años.

A.P.: Londres 2012 demostró que cada vez hay más apoyo, y está más instaurado el deporte entre las mujeres. Cada vez son más las chicas que quieren dedicarse al deporte profesional, lo que es muy positivo.

S.T.: la vela por ejemplo, es un deporte muy igualitario en los últimos años. Además la afición no separa entre hombres y mujeres como ocurre, por ejemplo, en el fútbol, donde el masculino tiene más afición que el femenino. También es cuestión de tiempo.

¿Qué consejo le darías a una chica que quiere iniciarse en la vela?

T.E.: que disfrute y que trabaje duro como con cualquier otro deporte. Las máximas siempre deben ser esfuerzo, dedicación y sobre todo, amor por lo que haces.

A.P.: la vela es muy bonita, cada día es diferente, y te obliga a adaptarte según las circunstanciadas (clima, luz…). Obviamente, entrenar y competir en exteriores es mucho más bonito que trabajar en un gimnasio o polideportivo. La vela permite disfrutar más que otros deportes.

¿Por qué os decidisteis por la vela?

T.E.: he crecido muy cerca del mar, y mi padre lo vio como una oportunidad de que hiciese algún deporte. Cuando empecé, no pude dejarlo.

S.T.: en mi caso es tradición familiar. Mi hermano también navega, y siempre he tenido mucho amor por el mar.

A.P.: en mi familia también hay mucha tradición de deporte relacionado con el mar. Además, era muy alérgica de pequeña, y hacer deporte al aire libre era una forma de combatirlo y no quedarme en casa, pasándolo mal.

¿Cómo se prepara una deportista olímpica?

T.E.: para Londres, tuvimos que hacer mucho ejercicio físico y una dieta de engorde para ser capaces de superar el esfuerzo físico.

A.P.: muchas horas de gimnasio, sobre todo. Nuestro planning más o menos era de 3 horas al día en el agua, 2 en el gimnasio, e incontables horas delante del ordenador viendo vídeos.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS