Los ejercicios más efectivos para tonificar piernas

No todos los ejercicios son iguales de útiles para ayudarnos a tonificar las piernas. En el artículo de hoy, os vamos a explicar algunos de los principales ejercicios que existen para que podamos lograrlo entrenando desde casa.

Primero debes diferenciar si la falta de firmeza de tus piernas se origina por un problema de mala circulación, retención de líquidos e inflamación de las mismas, o, por el contrario, es debido a una falta de tono muscular. Para ello deberás consultar, siempre con un especialista. Una vez que tengas identificada la causa de la falta de firmeza puedes descubrir y practicar este listado de ejercicios para tonificar las piernas. Son movimientos sencillos y bastante prácticos con los que vamos a poder mejorar rápidamente si se hace un poco de esfuerzo. 

Comenzamos con la falta de tono por problemas de circulación. La retención de líquidos puede ser uno de los factores que hagan que tus piernas no luzcan el tono y la firmeza que debieran por ello "La primera medida terapéutica para estimular la circulación linfática y venosa es la actividad física. Sin embargo, no vale cualquier disciplina deportiva y mucho menos, cualquier actividad que implique un impacto de los pies sobre el suelo. Prácticas como el running o el step son contraproducentes, ya que cada salto constituye un frenazo en seco para la circulación de retorno. Ejercicios como el pilates, las bandas elásticas o la bicicleta estática resultan más recomendables", explica el Dr. Chamosa. Pº Castellana 113, Madrid.

Si tu caso nace de un abuso del sendetarismo o falta de masa muscular te descubrimos algunos de los ejercicios más efectivos para   tonificar piernas.

Zancadas

"Las zancadas, son sin lugar a dudas, uno de los ejercicios para tonificar piernas mejor que hay. El lunge se trata de un movimiento excelente para ejercitar las piernas por separado, siendo además un ejercicio para el glúteo como pocos. Si al principio, no somos capaces de realizarlo hasta abajo del todo, podemos probar con un rango más corto, pero la idea es que lo vayamos incrementando", aconsejan desde Ejercicios en casa.

 

Balanceo del flamingo

"El balanceo del flamingo, es otro ejercicio bastante bueno para este sentido. Es un movimiento que, sin duda, nos puede ayudar a ejercitar cada una de las piernas por separado, así como para conseguir mejorar el equilibrio y otras muchas de nuestras capacidades. Si no tenemos adquirido cierto dominio de este ejercicio, lo podemos realizar sin peso hasta conseguir manejarlo correctamente".

Burpees

"Los burpees, que aunque no tendemos a asociar con un ejercicio para tonificar las piernas, en realidad sí que se trata de uno perfecto para ello. Además, es posiblemente uno de los mejores entrenamientos que existen para ayudarnos a perder peso, dado que quema una gran cantidad de calorías, y nos sirve para activar el metabolismo", concluyen desde Ejercicios en casa.

Escaleras

"Aprovecha el entorno para practicar ejercicios de mayor intensidad. En lugar de caminar por el llano, elige caminos con cuestas pronunciadas o  escaleras que puedas subir y bajar. Un trabajo perfecto para tonificar glúteos y cuádriceps, así como para muscular y
tonificar las piernas", explican los expertos de Metropolitan.


Saltar a la comba

"Saltar a la comba es un ejercicio muy completo ideal para hacer afuera si en tu casa no dispones de mucho espacio. Te aportará muchos beneficios que puedes aplicar en tus rutinas deportivas: mejora la coordinación y la agilidad, mejora la capacidad cardiovascular o incluso puede servirte como calentamiento para ir subiendo las pulsaciones con tu entrenamiento posterior", apuntan desde los gimnasios Metropolitan.

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo