Los médicos del Real Madrid nos explican cómo evitar lesiones

Codo de tenista, rodilla de corredor, tobillo de futbolista… muchos deportes ya llevan aparejada una posible lesión

Evitar lesiones

Codo de tenista, rodilla de corredor, tobillo de futbolista… muchos deportes ya llevan aparejada una posible lesión. Las articulaciones siempre están en el punto de mira. Cuídalas. Los médicos del Real Madrid te enseñan cómo.

El calentamiento

Antes de practicar cualquier práctica deportiva debes calentar. Según los Servicios Médicos-Sanitas Real Madrid, el calentamiento debe iniciarse por arriba –el cuello- y terminar por abajo –los tobillos-. Los movimientos han de ser progresivos en amplitud, movilizando todas las articulaciones.

Con estos ejercicios, lograrás que tus músculos sean más elásticos y que se contraigan más rápidamente. Además, entrarás en calor y acelerarás tu metabolismo para que utilice más eficazmente los sustratos fundamentales para la producción de energía.

La alimentación

No olvides hidratarte antes, durante y después del ejercicio. Si consumes frutas o bebidas isotónicas, evitarás calambres. Y un pequeño truco alimenticio: los pescados grasos (y otros alimentos ricos en ácido graso omega-3) lubrican las articulaciones y reducen su inflamación.

El sobrepeso obliga a tus articulaciones a realizar mayor esfuerzo. Además, si tu musculatura no es la adecuada, serás más propensa a sufrir lesiones. Evita siempre el sedentarismo.

Dónde practicar deporte

El terreno blando impactará menos en tus articulaciones. Además, siempre lleva un buen calzado. Hay disciplinas deportivas que no exigirán tanto desgaste a tu cuerpo, como la natación, el senderismo, el ciclismo, el pilates o el yoga. Recuerda que después de realizar cualquier deporte no puedes pararte en seco: descansa 5 minutos mientras caminas lentamente y sacudes tus brazos y piernas. Después, practica ejercicios de estiramiento.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS