Montar en bici: ¡cuidado con las curvas!

Se acerca el buen tiempo y la bici se convierte en una de las principales aliadas para hacer ejercicio y estar en forma, además, permite disfrutar de la naturaleza.

curvas bici

Se acerca el buen tiempo y la bici se convierte en una de las principales aliadas para hacer ejercicio y estar en forma, además, permite disfrutar de la naturaleza.

 

Cada vez son más las mujeres que utilizan su bici para disfrutar de la montaña y hacer rutas, pero es básico sentirse plenamente cómodas en ella y, sobre todo, ir seguras y con confianza. Las curvas de la carretera o de la ruta que hemos elegido pueden convertirse en un obstáculo y tomarlas bien es fundamental para evitar accidentes. Un error muy frecuente es centrar nuestra mirada en las ruedas y en el asfalto o tierra para observar la curva, sin embargo, eso puede hacer que perdamos el control y la estabilidad: la mirada debe ir siempre al frente.

 

La posición sobre la bici al tomar una curva también es muy importante, ya que de ello depende la estabilidad y que podamos evitar la caída. Es necesario presionar fuerte hacia abajo el pedal que queda en el exterior y el interior dejarlo arriba (a las 12 h. en punto). No hay que levantar el trasero del sillín, pero es recomendable echar el peso del cuerpo hacia la rueda delantera, de ese modo ralentizamos su marcha.

 

Frenar justo en la curva no es lo más aconsejable si queremos mantener el equilibrio y, además, es una técnica que, probablemente, solo sepan dominar las más expertas sobre ruedas.

 

¿Quieres ver otros consejos para coger las curvas con la bici? No te pierdas nuestra galería  Consejos para tomar las curvas con la bici.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS