Motivarse al entrenar, la clave del éxito

No nos vamos a engañar, hacer ejercicio cuesta trabajo, unos días más que otros, cierto, pero todos tenemos muchas veces la tentación de dejarlo de lado y dedicarnos a otras actividades que nos supongan menos esfuerzo.

motivacion ejercicio

No nos vamos a engañar, hacer ejercicio cuesta trabajo, unos días más que otros, cierto, pero todas tenemos muchas veces la tentación de dejarlo de lado y dedicarnos a otras actividades que nos supongan menos esfuerzo. Es natural, pero hay maneras de cambiar el chip.

 

El arma principal para conseguir buenos resultados al entrenar es la motivación: sin ella, nos estancaremos y, probablemente, tiremos la toalla. Así dicho, suena sencillo, pero conseguir motivarse no resulta tan fácil en la práctica y necesitamos reforzar esa motivación con pensamientos positivos y recurriendo a ciertos trucos.

 

Recuerda cómo te sientes después de haber logrado hacer los ejercicios que te has marcado, quédate con esa sensación y recréate en ella: ¿vale la pena volver a sentirla, verdad? Este es uno de los principales pensamientos que debemos tener a la hora de afrontar un entrenamiento. Otro pensamiento que suele ayudar a motivarnos y no tirar la toalla es recordar el objetivo por el que nos hemos propuesto hacer ejercicio: si tu reto es participar en una carrera piensa en el momento en el que estés compitiendo, imagínate rodeada de otros corredores, la adrenalina, la sensación de haber logrado llegar hasta allí y de estar con otra gente que busca lo mismo que tú.

 

Si tu objetivo al hacer ejercicio es adelgazar, piensa en esa ropa que te pusiste el otro día y que no te convencía cómo te quedaba y después imagina cómo te quedará si pierdes un par de kilos, repítete a ti misma que estarás mejor, más ligera y que cuando te mires al espejo sentirás satisfacción por haber logrado tu propósito.

 

La clave está en tener muy presente el objetivo por el que entrenamos y reforzar positivamente esa idea. Si nos centramos en el esfuerzo que nos supondrá y lo cansadas que estamos nos rendiremos. Además, siempre da mucha más pereza pensar en lo que tenemos que hacer que estar realmente metidas en faena.

 

¿Quieres ver algunos pensamientos que pueden motivarte para hacer ejercicio? No te pierdas nuestra galería:5 pensamientos para motivarse al entrenar.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS