Motivos para seguir corriendo

Que no te pueda la fatiga, aprende a sobrellevar el cansancio después de la carrera

Correr y fatiga

Y tú, ¿por qué no corres? Porque me canso. Es lo más normal del mundo, estar fatigada después de realizar un esfuerzo físico, sobre todo, cuando no se está acostumbrada. Y dicen que todo es empezar, pero en el caso de una verdadera runner la cuestión está en continuar.

 

No hay milagros. Para llegar a correr al menos 30 minutos, primero has tenido que correr cinco, luego 10, 20… Pero sólo lo conseguirás si insistes día a día y sigues estos consejos para que el cansancio no te pueda al llegar a casa.

Estiramientos

Estirar los músculos es básico, antes y después de correr. Te servirán para no lesionarte y para recuperar la movilidad de las zonas que has trabajado después de la carrera.

Masajes

Es lo mejor para recuperarte. Hazlos en sentido centrípeto para reducir la fatiga.

Actividad complementaria

Montar en bici, nadar o cualquier actividad suave al día siguiente de correr, aumenta el flujo sanguíneo y reduce la fatiga.

Medicamentos

Si te duele todo, no tomes antiinflamatorios, como la aspirina y el ibuprofeno, ya que hacen más lento el proceso de reparación muscular. Si los tomas, que sea antes del ejercicio.

Frío y calor

Meter las piernas en agua fría te vendrá muy bien después de correr, ya que el frío actúa como antiinflamatorio, reduce las toxinas y reduce la hinchazón. El calor lo puedes aplicar un día después del ejercicio, para activar la circulación, llevando a tus células dañadas los nutrientes que necesitan.

Etiquetas: correr

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS