No le des la espalda a una buena postura

Una espalda bien colocada y erguida no sólo nos evita dolor, sino que proporciona una imagen más joven y en forma

Buenos hábitos para una espalda recta

Mantener una columna vertebral sana es síntoma de juventud. No sólo evitamos los dolores de espalda, sino que una postura más recta mejora visualmente nuestra forma física.

 

Si no tienes ninguna patología concreta como escoliosis, el problema radica en malas costumbres adquiridas a lo largo de toda la vida.

 

También, en rasgos propios de la personalidad (por ejemplo, la timidez nos hace encorvarnos), o la posición recurrente en la que trabajamos.

 

Y hay que tener cuidado, porque esa mala posición puede llegar a afectar incluso a la colocación de los órganos internos. Pero, no te asustes, de igual manera que hemos adquirido una mala postura, podemos aprender a corregirla.

 

 

 

Sigue estos consejos y pautas, y evitarás dolores, lumbalgias, migrañas, agotamiento, contracturas, dolor de piernas… Y muchos otros problemas derivados de una mala práctica.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS