Pies descalzos, ¿sinónimo de salud?

“La niña esta… ¡todo el día descalza!” Si nos hubieran dado un euro a muchas de nosotras cada vez que escuchábamos esta frase, ahora seríamos millonarias.

pies descalzos

“La niña esta… ¡todo el día descalza!” Si nos hubieran dado un euro a muchas de nosotras cada vez que escuchábamos esta frase, ahora seríamos millonarias. Es cierto que andar descalza nos puede traer más de un resfriado y algún que otro susto si no se hace en una superficie adecuada, pero, además de cómodo, ¿es beneficioso?

 

La respuesta es un rotundo sí, siempre y cuando se haga en lugares donde no haya posibilidad de dañarnos los pies. Tampoco pienses que toda superficie vale: si el suelo es muy duro puede ocasionarnos problemas más serios de lo que creemos. Lo aconsejable es caminar con los pies descalzos sobre la arena de la playa o sobre césped.

 

Los expertos aseguran que caminar descalza una media hora por una superficie blanda puede ayudar a reducir dolores de espalda, combatir el estrés, activar la circulación, etc.

 

¿Todo el mundo?

¡Ojo! andar sin zapatos puede no ser una buena idea si tenemos algún problema en los pies, lesiones, deformidades, heridas o nuestra piel es demasiado sensible.

 

Otra cosa importante es tener en cuenta que una cosa es caminar con los pies descalzos de vez en cuando y durante un rato y otra es pasarse el día con los pies al aire.

 

Cuidado con ir descalzos por gimnasios, vestuarios o piscinas: los hongos están al acecho buscando el pie que más les conviene.

 

¿Quieres conocer algunos beneficios de andar descalza? No te pierdas nuestra galería.

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS