Pole dance: cómo es una clase

Grupos reducidos, espejos para verse y ganas de subirse a una barra. Es lo que encontramos en una clase de pole dance. Te contamos más.

Pole dance: cómo es una clase

Grupos reducidos, espejos para verse y ganas de subirse a una barra. Es lo que encontramos en una clase de pole dance. Te contamos más.

Un ejercicio que ha sido toda una sensación en Hollywood y son muchas las famosas que ha caído rendidas a los encantos del pole dance. Ahora lo puedes encontrar en muchos gimnasios con clases para cualquiera que quiera pasar un buen rato mientras hace ejercicio.

No hay límite de edad ni hace falta tener una forma física concreta. Solo es necesario querer pasarlo bien y atreverse a subirse a la barra.

¿Cómo es una clase de pole dance?

Se imparten en grupos reducidos, en la sala hay una barra vertical para cada alumna y, como en cualquier otra clase del gym, hay espejos que te ayudan a perfeccionar los movimientos.

Los quince primeros minutos se empieza calentando con estiramientos básicos y ejercicios sencillos.

Luego llega el momento de más intensidad en que el que la profesora comienza a hacer giros y acrobacias basadas en una coreografía al ritmo de la música. 

Hay tres niveles: principiante, intermedio y avanzado y al ser un deporte relativamente nuevo, en cada gimnasio las clases de pole dance son un mundo.

 

Una vez adquirido cierto nivel, se da rienda suelta a la creatividad de las pole dancers, para que desarrollen un estilo propio.

Se trata de un ejercicio que mezcla movimientos de danza, Pilates, yoga… Muy completo y con el que se tonifican los músculos de todo el cuerpo.

Etiquetas: gym

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS