¿Por qué es tan bueno hacer pilates?

Descubre los cinco beneficios de esta práctica deportiva que te ayudarán a fortalecer músculos como el abdomen o la espalda.

Pilates

Esta disciplina es mucho más que un protocolo de ejercicios, dividido en varios niveles. Es una forma de pensar y un estilo de vida. En palabras de su creador, Joseph H. Pilates, “el Método Pilates de acondicionamiento físico desarrolla el cuerpo uniformemente, corrige la postura, restaura la vitalidad, vigoriza la mente y eleva el espíritu”.

Apto para todos los públicos
Hoy más que nunca, pasamos largas horas delante del ordenador que nos provocan dolores de espalda y lesiones que podríamos evitar si reforzáramos algunas zonas del cuerpo. Practicar pilates, junto con un estilo de vida sana, retarda los procesos naturales del envejecimiento y, por tanto, influiye en la mejora de la calidad de vida.

Algunos de sus beneficios:
- Minimiza el riesgo de padecer una lesión. El Método Pilates tiene una gran incidencia en ligamentos y articulaciones y ayuda a adquirir flexibilidad y agilidad. Al aumentar la flexibilidad articular se logra un mayor rango de movimiento y, por tanto, se minimiza el riesgo de sufrir lesiones.

- Reduce los dolores de cuello y espalda. La práctica de esta disciplina corrige la postura, por lo que es de gran ayuda para reducir los dolores de cuello y espalda. Por un lado, por la tonificación muscular del abdomen, glúteos y espalda y por otro, porque promueve una mayor conciencia postural, respiratoria y del equilibrio corporal.

- Aumenta el autocontrol y la autoestima. Además, como combina el trabajo corporal y mental, la persona mayor adquiere un conocimiento sobre su cuerpo, sensaciones y posibilidades.

- Disminuye el estrés. Esto repercute de forma positiva en el organismo y el cuerpo.

- Favorece un descanso más reparador y un sueño más placentero y profundo por la reducción de tensiones musculares; el aumento de la flexibilidad y la agilidad y la reducción del estrés junto con el aprendizaje del control de la concentración y la respiración.

Fuente: Divina Pastora Seguros

Etiquetas: pilates

Continúa leyendo...

COMENTARIOS