Puesta a punto tras las vacaciones

Las vacaciones de verano son, quizá, los días más esperados a lo largo de todo el año. Nos sirven para descansar, desconectar, cargar las pilas y olvidarnos de la rutina. Por eso, la vuelta suele ser dura.

puesta a punto

Las vacaciones de verano son, quizá, los días más esperados a lo largo de todo el año. Nos sirven para descansar, desconectar, cargar las pilas y olvidarnos de la rutina. Por eso, la vuelta suele ser dura.

 

Al igual que nos cuesta volver a adaptarnos a la rutina, nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan, también, una puesta a punto para poder coger nuevamente el ritmo que nuestro día a día implica.

 

Es importante que nos planteemos objetivos realistas a la hora de volver a cuidar nuestra alimentación y tratar de quitarnos esos kilitos que las despreocupaciones veraniegas nos han traído. Además, algo que nos puede ayudar es tratar de echar la vista atrás y recordar cómo nos sentíamos antes, cuando llevábamos una dieta saludable y unas vida activa. Eso hará que volver a esa sensación nos suponga una motivación.

 

Retomar el ejercicio es clave en esta puesta a punto. No trates de empezar dándote mucha caña o acabarás cansándote pronto. Fija unos horarios y unos ritmos concretos y ve aumentándolos progresivamente.

 

Tu piel y tu cabello también merecen especial atención tras el verano: apuesta por la crema hidratante para tu piel y los champús hidratantes y acondicionadores para devolver la vida a tu cabello.

 

¿Quieres conocer otras claves para esta operación retorno? No te pierdas nuestra galería 5 claves para la puesta a punto tras el verano.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS