Quemaduras solares y pieles olvidadas

Llega el verano, la playa, el sol y, para algunos, las quemaduras solares. Lejos de ser una cosa sin importancia, pueden convertirse en un problema de salud grave.

quemaduras solares

Llega el verano, la playa, el sol y, para algunos, las quemaduras solares. Lejos de ser una cosa sin importancia, pueden convertirse en un problema de salud grave.

 

Lo primero que debemos tener en cuenta es que una quemadura provocada por el sol que se repite, por ejemplo, de un año para otro, es un indicio de que la piel está dañada y puede acabar convirtiéndose en un cáncer de piel.

 

Existen zonas del cuerpo de piel sensible o, simplemente, que pasamos por alto a la hora de echarnos protección solar, sin embargo, son partes muy dadas a quemarse.

 

Conocer qué zonas son las que más nos quemamos comúnmente por descuidos y desechar algunas ideas erróneas como que en los días nublados el sol no quema o que cuando ya nos hemos bronceado no nos podemos quemar, son armas infalibles para evitar los efectos del sol peligrosos para la piel.

 

¿Deseas saber qué partes del cuerpo tienes que proteger frente al sol y normalmente son las más olvidadas? No te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS