Rozaduras y ampollas en los pies, las protagonistas del verano

Cuando llega el verano, cambiamos de calzado y nuestros pies respiran aliviados… ¿o no? Las rozaduras y las ampollas se hacen protagonistas.

rozaduras pies

Cuando llega el verano, cambiamos de calzado y nuestros pies respiran aliviados… ¿o no? Las rozaduras y ampollas se hacen protagonistas.

 

¿Cuántas veces has acabado descalza porque no aguantabas el dolor de pies y las rozaduras que te habían hecho los zapatos? ¿Llevabas todo el año esperando para volver a lucir tus sandalias y el primer día en ponértelas te han hecho ampollas? Se puede evitar.

 

El cambio de calzado del invierno al verano siempre deja huella, pero si podemos evitar pasar por las desagradables ampollas y heridas que hacen que no podamos usar nuestras sandalias o zapatos favoritos durante un tiempo, mejor.

 

Lo primero que debemos hacer a la hora de comprar unos zapatos es probárnoslos, sí obvio, pero muchas veces no lo hacemos. Ya conoces tu pie y sabes qué tipo de zapato es el que te puede hacer daño o no, no lo pases por alto.

 

Camina con tus zapatos durante pequeños ratos antes de usarlos para andar muchas horas seguidas, acostumbrarás tus pies y moldearás tus zapatos.

Un truco casero

Cuando ya han salido y no has podido evitarlas, frota las rozaduras varias veces al día con el interior de la piel de un plátano. Notarás los resultados casi de inmediato.

 

¿Quieres ver algunos trucos para evitar las rozaduras y ampollas en los pies? No te pierdas nuestra galería Trucos contra rozaduras y ampollas en los pies.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS