Runner de invierno: la guía definitiva para entrenar todos los días

Correr con frío, bajo la lluvia o con nieve… si te has enganchado a la fiebre runner, no dejes de entrenar en invierno. Descubre esta guía de supervivencia de los corredores profesionales.

running

Cuenta atrás para la carrera popular más famosa del año: la San Silvestre. Como dice Nike, su patrocinador oficial en Madrid, “da un paso al frente y luego 9.999 más”. Así de sencillo, pero puede que haya nieve, lluvia o mucho frío. ¿Te va a detener? Conoce el decálogo imprescindible para correr al aire libre en invierno:

1.- Protege tus pies. Es fundamental que estén siempre calientes y secos. Apuesta por calcetines de Gore-tex.
2.- Calienta y estira siempre, pero en lugar cubierto. Recuerda que cuando hace frío los músculos no se contraen con la misma intensidad que cuando hace calor.
3.- Para evitar resfriados, debes abrigarte de tal forma que estés caliente pero sin sudar. La idea: vístete a capas, para que al inicio del entrenamiento sientas un ligero fresquito. Los profesionales de asics nos explican cómo es la teoría de las capas: una capa base con una prenda interior ceñida al cuerpo que debe ser transpirable, una capa intermedia y una capa exterior para proteger del frío y la lluvia.
4.- Protege los denominados “puntos fríos”: cabeza, cuello, manos y pies. Según los expertos, cuando hace frío, la pérdida térmica en estas zonas puede alcanzar el 70%. Recuerda que las prendas de colores oscuros absorben más los rayos solares.
5.- Elige prendas que expulsen el sudor. Además, no te olvides que anochece pronto: la ropa fluorescente y reflectante será tu alidada.
6.- ¿Por dónde sopla el viento? Te servirá para hacer tu ruta. Te recomendamos que inicies el entrenamiento con el viento en contra y acabes al revés. Así, cuando ya hayas entrado en calor, no cogerás frío. Recuerda que el viento implica mayores esfuerzos para poder mantener el ritmo. También puede hacer que sudes más.
7.- Después de entrenar, cámbiate lo antes posible. Si llueve, guarda en el maletero del coche (por ejemplo), zapatillas y chubasquero de repuesto para cambiarte en seguida.
8.- Recuerda que, si llueve, las prendas mojadas te pueden provocar rozaduras.
9- Siempre se recomienda inspirar por la nariz y expirar por la boca, pero –cuando hace frío- es muy importante cuidar la respiración: si inspiras por la nariz, calentarás el aire frío antes de que llegue a los pulmones.
10.- Cuida tu alimentación y, sobre todo la hidratación. Recuerda que, aunque no tengas sensación de calor, debes beber el mismo nivel de líquidos. Además, aumenta la ingesta de vitamina C para prevenir resfriados.

No te pierdas nuestra selección de prendas para corredores de invierno.

Etiquetas: adelgazar, correr, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS