Estos son los beneficios que aporta a tu cuerpo hacer las (odiosas) sentadillas

Realizar flexiones sobre las dos piernas viene muy bien para entrenar muslos y glúteos

Photo by Meghan Holmes on Unsplash

¿Qué mejor que hacer sentadillas todos los días para ejercitar las piernas? Se trabajan glúteos, cuádriceps, isquiotibiales, gemelos… Sin embargo, una mala ejecución o hacerlas cargando demasiado peso, puede costarnos una lesión. Por eso, es importante, si vas a empezar a hacerlas, que pidas consejo a tu entrenador, o bien puedes leerte este artículo hasta el final.


Hay dos tipos de sentadillas: con y sin carga adicional. La carga puede ser una barra de pesas, mancuernas o cualquier elemento de peso, siempre y cuando, este esté repartido de igual modo a ambos lados. Lo importante es que, con o sin carga, los talones deben estar separados unos 30 cm y flexionar las rodillas sin perder la verticalidad de la espalda. Las rodillas deben quedar por detrás de los dedos de los pies, como si detrás de nosotros hubiera un banco y nos quisiéramos sentar, así, la flexión de la cadera forma un ángulo de 90º. Los brazos suben hasta la altura del pecho con los codos flexionados. En el caso de llevar carga, esta irá sobre los hombros, detrás de la nuca, o sobre los pectorales. 

Es necesario hacer bien la respiración: coger aire antes de bajar (posición inicial), aguantarla hasta que se baja y expulsarla al subir. Con la ayuda del aire inhalado, aprietas los abdominales y bloqueas la cintura al bajar, así el ejercicio es más efectivo y corres menos riesgo de hacerte daño en la espalda. 

Dos series de diez sentadillas al día te ayudarán a tonificar tus piernas y glúteos, ahora, ya puedes empezar.

Beneficios de las sentadillas

Desde Fisioserv, clínica de fisioterapia a domicilio, nos explican los 7 beneficios de esta popular actividad, a la vez que presenta las pautas para realizarla correctamente.

1. Queman calorías: las sentadillas queman un gran número de calorías, y no solo mientras se realizan, sino que se siguen quemando durante las 24 horas siguientes, gracias a su intensidad; debido a esto último también estimulan el sistema cardiovascular.


2. Aumentan la fuerza: las sentadillas son un ejercicio muy completo que destaca, principalmente, por aumentar la fuerza de los músculos. Las sentadillas afectarán, especialmente, a los grupos musculares de las extremidades inferiores (muslos, piernas, rodillas, tobillos, etc.)


3. Tonifican los glúteos: si se realiza una buena cantidad de repeticiones, las sentadillas colaborarán a aportar dureza a los glúteos y también a tonificarlos.


4. Previenen la osteoporosis, especialmente en mujeres: las sentadillas, al trabajar los músculos más largos del cuerpo, incrementan la densidad ósea de la espina dorsal, caderas y piernas, lo que ayuda a prevenir la osteoporosis. La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por una disminución de la densidad del tejido óseo.


5. Mejoran la postura: las sentadillas perfeccionan la postura debido a que, al realizarlas, también se ejercitan los  abdominales y los espinales, que trabajan como sostén para mantener la posición correcta de la espalda.


6. Ayudan a mejorar el equilibrio: al realizar sentadillas, se mejorará la coordinación y el equilibrio general de una manera muy simple.


7. Incrementan la flexibilidad: las sentadillas también mejorarán la flexibilidad, especialmente de la espalda baja y de las rodillas.

Continúa leyendo