Sí o no a la gimnasia hipopresiva

Seguro que has oído hablar de la gimnasia hipopresiva, de sus beneficios y sus avanzadas técnicas, pero ¿sabes que sus beneficios no están probados científicamente?

gimnasia hipopresiva

Seguro que has oído hablar de la gimnasia hipopresiva, de sus beneficios y sus avanzadas técnicas, pero ¿sabes que sus beneficios no están probados científicamente? Te explicamos en qué consiste este tipo de gimnasia y te desvelamos sus secretos, sus pros y sus contras para que decidas por ti misma.

Qué es la gimnasia hipopresiva

La gimnasia hipopresiva se basa en ejercicios realizados por medio de distintas posturas con ritmo lento para la activación de diversos músculos del cuerpo y la relajación de otros. En un principio fue aplicada al post-parto y como tratamiento complementario de las mujeres con incontinencia urinaria ya que los músculos que más se trabajan están en esa zona.
Algunos expertos decidieron que este tipo de ejercicios podrían ser beneficiosos para las personas que sufren problemas de malas posturas, dolor de cervicales o lumbalgias y su uso se extendió. Por esta razón, la gimnasia hipopresiva ha pasado a ser una nueva forma de entrenamiento muy extendido entre las mujeres.

gimnasia hipopresiva

Diferencias con otros tipos de entrenamientos

La diferencia principal de este tipo de gimnasia es que hay que realizar cada movimiento en apnea, es decir, sin aire en los pulmones. Al inhalar y luego exhalar, vaciando los pulmones de aire, se libra al abdomen de la presión que realiza el descenso del diafragma y tórax. Así, también se libera la presión del suelo pélvico y, al hacer esto, se logra subir la musculatura del mismo. De ahí que en sus inicios fuera indicada para el post parto.

Ejercicios de gimnasia hipopresiva

Este tipo de gimnasia se basa en más de 150 ejercicios diferentes, que se reparten en 10 niveles de dificultad. Todos ellos aumentan el tono de reposo de la zona abdominal y por ello se dice que ayudan a reducir la cintura y mejoran nuestra postura, incluso el rendimiento sexual.

gimnasia hipopresiva

Verdades y mentiras de la gimnasia hipopresiva

Los defensores a ultranza de la gimnasia hipopresiva aseguran que los resultados son inmediatos y se mantienen a la larga si practicas esta gimnasia con regularidad. Aseguran que con diez minutos de gimnasia, tres o cuatro días a la semana y unas 10 sesiones, bastan para experimentar cambios.

Sin embargo, hay un sector profesional que no confía en las promesas de la gimnasia hipopresiva. Sus detractores afirman que el principal problema de este entrenamiento es que, a día de hoy, no hay evidencias científicas que avalen su eficacia y, sin embargo, sí encuentran algunas contraindicaciones. Por ejemplo, no está indicada para personas hipertensas. Bajo estas premisas muchos profesionales no te animarán a que la practiques y por supuesto, menos aún aconsejarla profesionalmente.

Ahora tú decides, ¿te animas a practicar la gimnasia hipopresiva o crees que en aquellos que no confían en su eficacia y alertan de sus desventajas?

Etiquetas: abdominales, hipopresivos

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS