Trekking: en forma en contacto con la naturaleza

Huir de la ciudad y buscar el contacto con la naturaleza, la evasión y respirar aire puro. La montaña tiene muchos atractivos y, por eso, cada día son más lo que se animan a explorarla.

trekking

Huir de la ciudad y buscar el contacto con la naturaleza, la evasión y respirar aire puro. La montaña tiene muchos atractivos y, por eso, cada día son más lo que se animan a explorarla.

 

El trekking y el senderismo son dos opciones muy populares entre los amantes de la montaña que prefieren actividades más ‘light’ que la escalada. Ambas modalidades son muy similares, pero los expertos establecen la diferencia en que el senderismo se lleva a cabo por senderos homologados y autorizados, con medidas de mayor seguridad y es una modalidad deportiva no competitiva que se realiza por ocio o afición. Sin embargo, el trekking es una modalidad deportiva más dura, se realiza de manera autónoma por zonas no señaladas, recónditas y de difícil acceso que cuentan con los riesgos o imprevistos del medio natural.

 

Hacer trekking tiene como “premio” o factor motivador que se pueden conocer lugares de gran belleza a los que solo se puede acceder andando: una vista, una cascada, un paraje desierto… placeres para los ojos de los más intrépidos. El trekking surgió del montañismo, ya que los montañistas, antes de llegar a la cumbre que iban a escalar, debían llegar a la base de la montaña y esa actividad es lo que dio lugar al trekking. Existen diferentes grados de dificultad dentro del trekking en función del recorrido o ruta que se vaya a hacer, el tiempo de duración y los obstáculos naturales que existan en el recorrido. Siempre es necesario llevar una ropa cómoda, adecuada a la estación del año que haga, es decir, debemos protegernos frente al sol y el calor en primavera y llevar ropa de abrigo e impermeable en los meses de invierno. Sin embargo, el trekking es más recomendable en otoño y primavera. El calzado debe ser ligero, pero resistente, que permita la transpiración y que tenga una suela con buena amortiguación. Los pantalones deben ser cómodos, que se sequen de manera rápida y tengan varios bolsillos grandes para llevar cosas. Además, apuesta por camisetas ligeras, que transpiren y regulen la temperatura.

 

No debes olvidar llevar una mochila con refuerzo en la espalda, impermeable, que resulte cómoda y, sobre todo, llénala solo de lo indispensable: agua, algo de comida, una camiseta o sudadera de repuesto, brújula, un mapa, una linterna y un pequeño botiquín.

 

¿Quieres saber algunos consejos para practicar trekking? No te pierdas nuestra galería: Consejos para hacer trekking.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS