¿Tripa hinchada? Desínflate

No es una cuestión de kilos, ni de sedentarismo. Hay épocas en la vida que tenemos el vientre hinchado. Las razones pueden ser varias. Te ayudamos.

tripa hinchada

No es una cuestión de kilos, ni de sedentarismo. Hay épocas en la vida que tenemos el vientre hinchado. Las razones pueden ser varias. Te ayudamos.

Distensión abdominal

Así se llama esta inflamación abdominal. ¿Por qué se produce? Hay varios motivos:
1.- Tu dieta. Puede que te excedas con los fritos. Incluye alimentos hervidos, al vapor, al horno y a la plancha. También debes moderar el consumo de sal.
2.- La manera en la que comes. Hay que masticar lentamente cada bocado, intentando no tragar aire.
3.- Evita el estrés. Te hincha como un globo.
4.- Cuidado con la fibra. Tan malo es tomar poca cantidad, ya que el estreñimiento provoca distensión abdominal, como tomar demasiado; puede ocasionar diarrea así como la mala absorción de ciertos nutrientes, que te dará a su vez más gases.

Dispesia

La digestión lenta (la dispesia) afecta al 30 % de la población: al ralentizarse, los alimentos se fermentan y aparecen los gases intestinales. Si es tu caso, evita las comidas copiosas, sobre todo por la noche, y las grasas.

Intolerancias alimentarias

También pueden provocar hinchazón abdominal. Las más frecuentes son a los azúcares e hidratos de carbono; como la intolerancia a la lactosa o a la fructosa.

El síndrome premenstrual

Por si no lo sabías, una mujer puede aumentar su peso en esos días de 2 a 4 kilos. Durante esta fase, por los pogestágenos, acumulamos líquido en nuestro cuerpo. Para combatirlo, bebe mucha agua e infusiones drenantes.

Recuerda también que algunos anticonceptivos como la píldora pueden favorecer la retención de líquidos y, por tanto, la hinchazón.

Etiquetas: abdominales, adelgazar

Continúa leyendo...

COMENTARIOS