Una infusión o una taza de salud

Lo mejor de las plantas viene en forma de bebida sana que alimenta el cuerpo y la mente, ¿con cuál te quedas?

Infusiones

No hay que confundir infusiones con medicamentos, lo que sí hay que saber es que son bebidas sanas y tienen algunas propiedades de fármacos, por lo que consumirlas nos hará bien. Tomarlas es una forma de fitoterapia así que hay que tener cuidado con sus efectos adversos, ya que algunas interaccionan con determinadas medicinas.

 

Las infusiones más consumidas en España son la valeriana, que tranquiliza y facilita el sueño, el sen, contra el estreñimiento, el anís verde y el hinojo para los problemas de gases, y el tomillo, que favorece la circulación. Las hay también para controlar el colesterol, la tensión, el azúcar en sangre, los síntomas alérgicos… Estas son las más usadas:

 

Tés. El té es la más demandada: negro (sus hojas se dejan fermentar totalmente para conseguir un caldo más aromático), verde (no ha sido fermentado, por lo que su sabor es más dulce), rojo (fermentación del té verde y resulta muy diurético), blanco (el más caro, pues se recolecta antes de que las yemas de las hojas se abran) y azul (entre el verde y el negro). Lo último es el de ayurveda , que viene de la India y mezcla varias plantas para conseguir el equilibrio emocional.

 

Para adelgazar. La fasolina es de las más demandadas, aunque también se usan el citrus y la garciana.

 

Para depurar. El té rojo es el más usado para este fin y, cómo no, la cola de caballo.

 

Diuréticas. Persiguen eliminar líquidos y grasa. Entre ellas están las que se hacen con enebro, vellosilla o damiana.

 

Relajantes. Habituales y conocidas son la tila y la valeriana. La primera viene bien para combatir el estrés, el insomnio y las taquicardias. La valeriana ayuda a conciliar el sueño. La hierbaluisa, lavanda y amapola también relajan.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS